CINCO DETENIDOS

La Policía desarticula una red de inmigración ilegal asentada en Ceuta, Algeciras y Castillejos

La Policía desarticula una red de inmigración ilegal asentada en Ceuta, Algeciras y Castillejos
Cinco personas han sido detenidas en Ceuta acusadas de pertenecer a una organización criminal “en la que existía un claro reparto de funciones”, subraya la Jefatura en un comunicado

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal —asentada en Ceuta, Algeciras y la localidad marroquí de Castillejos—, cuyos integrantes se dedicaban, presuntamente, al tráfico ilegal de seres humanos por la vía marítima en el estrecho de Gibraltar. Cinco personas han sido detenidas acusadas de pertenecer a una red de inmigración ilegal “en la que existía un claro reparto de funciones”, subraya la Jefatura en un comunicado

Las investigaciones comenzaron al recibirse en el 112 una llamada de auxilio realizada por una persona que se encontraba, junto a otras tres, en una patera que había salido de Ceuta y que se dirigía a la costa peninsular, a quienes se les había parado el motor de la embarcación. Tras el rescate realizado por Salvamento Marítimo, los agentes iniciaron las investigaciones pertinentes para identificar y detener a los responsables de la organización.

Las investigaciones desvelaron que, el día anterior al rescate, se produjo un primer intento de llevar a cabo el traslado de varios inmigrantes a la península. Los implicados se vieron obligados a posponer la acción para el día siguiente debido a un fallo producido en el motor de la embarcación, cuyo arreglo lo realizaron en el varadero de las instalaciones del propio puerto deportivo.

Un segundo intento abortado por una nueva avería

Tuvieron que abortar un segundo intento al día siguiente, cuando la embarcación, tras haber partido, se vio obligada a regresar al atraque. Al mismo tiempo que entraba en su pantalán, accedió al puerto deportivo un vehículo cuyo ocupante embarcó en la lancha para llevarla hasta el exterior del puerto, donde le reparó el motor. 

Posteriormente desembarcó en una zona rocosa, donde volvió a hacerse cargo de la embarcación el piloto que previamente inició el viaje fallido, reiniciando nuevamente la ruta hacia las costas peninsulares. Fue en este intento cuando se les paró el motor en altamar, viéndose obligado a pedir auxilio telefónicamente a través del 112 y siendo rescatados por Salvamento Marítimo.

Tras las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, procedieron a la detención de cinco personas acusadas de tráfico ilegal de seres humanos y a la intervención de tres teléfonos móviles.

La Policía desarticula una red de inmigración ilegal asentada en Ceuta, Algeciras y Castillejos