FISCALÍA

Solicitan 4 años de libertad vigilada para tres menores por acosar a niños migrantes solos del Puerto

Solicitan 4 años de libertad vigilada para tres menores por acosar a niños migrantes solos del Puerto
menores mena puerto
Imagen de archivo.

Los tres jóvenes que a finales de julio fueron detenidos por la Policía Nacional junto a otros tres adultos en el Puerto por acosar en motocicletas a grupo de niños migrantes solos (MENA) que sobreviven en la zona entre los que había un agente infiltrado se enfrentarán a cuatro años de libertad vigilada, la pena que pide para ellos la Fiscalía por sendos delitos de coacciones y amenazas contemplados en los artículos 172.1 y 169.2 del Código Penal.

Según el relato de los hechos que recoge el Ministerio Público en su calificación, sobre las 1.50 horas del día 23 de julio, los tres procesados, “que obraban de mutuo acuerdo y en compañía de otras personas mayores de edad”, se dirigieron montados en varias motocicletas hasta la zona del Muelle Cañonero Dato, “donde suelen pernoctar menores no acompañados en situación de calle”.

Allí, en uno de los callejones y “de forma violenta y agresiva, arrinconaron contra la pared a un número indeterminado de ellos impidiéndoles su libre deambulación y produciéndoles una fuerte sensación de desasosiego, ya que días antes grupos similares les habían agredido causándoles diversas lesiones”.

Los encartados negaron en sede judicial haber tenido nada que ver con agresiones de ningún tipo a los menores. Según su versión, estaban en el Polígono y decidieron ir hasta el Mirador de Isabel II de madrugada, por lo que se dirigieron a la avenida del Puerto para repostar, donde se habrían encontrado con varios jóvenes foráneos con palos y piedras, lo que les habría forzado a desviarse, encontrándose con una patrulla de la Policía Nacional cuyos efectivos les habrían incluso golpeado.

El relato de la Policía fue diametralmente opuesto, pues apuntó que tras tener conocimiento de múltiples denuncias de los MENA se habría desplegado un operativo preventivo con un funcionario infiltrado entre los menores que intervino al ver a “tres motocicletas” con seis ocupantes abalanzarse con intenciones aviesas sobre varios niños migrantes. Dos de los vehículos de dos ruedas fueron interceptados y el tercero, identificado e igualmente localizado.

La "libertad vigilada"

La Fiscalía opina que procede imponer a cada menor (las diligencias sobre los adultos corren en paralelo en manos del Juzgado número 3) “en su interés” la medida de libertad vigilada de 2 años por cada delito. Si así fuera, los infractores quedarían sometido durante el tiempo establecido en la sentencia a una vigilancia y supervisión a cargo de personal especializado “con el fin de que adquiera las habilidades, capacidades y actitudes necesarias para un correcto desarrollo personal y social”.

Durante el tiempo que se prolongue, el menor condenado también debe cumplir las obligaciones y prohibiciones que, de acuerdo con la ley, el juez puede imponerle, desde la obligación de asistir con regularidad al centro docente correspondiente hasta la de someterse a programas de tipo formativo, cultural, educativo, profesional, laboral, de educación sexual, de educación vial u otros similares, entre otras posibilidades.

El Juzgado de Menores está a la espera de fijar fecha para el juicio oral, que la Fiscalía ha propuesto que se celebre sin publicidad de las sesiones atendiendo a lo previsto en la Ley Orgánica de la Responsabilidad Penal de los Menores.

Solicitan 4 años de libertad vigilada para tres menores por acosar a niños migrantes solos del Puerto