Los vecinos de Parque Ceuta aún no han podido acceder al garaje para comprobar sus vehículos

Los vecinos de Parque Ceuta aún no han podido acceder al garaje para comprobar sus vehículos
El acceso al garaje sigue cerrado para los vecinos
El acceso al garaje sigue cerrado para los vecinos

- Los trabajos de apuntalamiento del forjado dañado todavía no han concluido

- La Policía Nacional mantiene esta noche presencia permanente en el barrio

- Incluye más fotografías dentro


Aún con el susto en el cuerpo los vecinos de Parque Ceuta suben y bajan las escaleras para sacar la basura o el perro. El ascensor no funciona, es una de las consecuencias que ha dejado el incendio que sacudió la fase dos de este barrio la pasada madrugada. Acciones cotidianas que se hacen esta noche con el inconfundible olor que ha quedado impregnado en las paredes, en las puertas, en los pomos y también en cierto modo en la retina de sus vecinos. Retinas que se encienden y llenan de tensión cuando 24 horas después recuerdan en el rellano como fue la pasada noche.

Algunos recuerdan mucho humo en su casa y “tener que subir a sacar a mi madre con un paño mojado en la cara”, en una velada y no tan velada crítica a la actuación de los servicios personados en el barrio desde las dos de la madrugada para intentar minimizar el incendio y evitar la tragedia.

Otros en cambio, dicen que en su casa no entró el humo. Aún así, hay testigos de ese humo y de ese fuego por todas partes. Se mire donde se mire al olor lo acompaña hollín. En mayor densidad como alrededor de la puerta del garaje que ha quedado tiznada y negra o en menor cantidad en los portales.

La Policía Nacional, una unidad por delante y otra por detrás vigilando la puerta del garaje, es también un testigo más de lo que fue la pasada madrugada. Su presencia se prevé permanente esta noche en el barrio. De momento, sin noticias oficiales de detención alguna de los responsables, prometida por el delegado del Gobierno para las próximas horas o días en el mediodía del lunes. Fue una promesa en caliente. Hecha cuando aún la temperatura en los garajes, que alcanzó entre 800 y 1.000 grados centígrados, no había bajado lo suficiente como para permitir entrar a los distintos profesionales que actúan tras un incendio así.

El desastre es importante. Los vecinos aún no han podido acceder a los garajes para comprobar si su coche es uno de los ocho vehículos calcinados o una de las dos motos que han corrido igual suerte. O si en el caso intermedio le han caído cascotes, tuberías o cualquier otra cosa que se haya desprendido y le ha dañado de algún modo.

Los técnicos de la GIUCE que han revisado la instalación no se fían. El forjado ha resultado muy dañado y durante toda la tarde se han llevado a cabo trabajos de apuntalamiento del lugar. Se ha trabajado con cuidado. Pero no ha dado tiempo a asegurar la zona para permitir que los vecinos pasen. Se espera que haya más suerte este martes.

Si bien la magnitud del incendio de ve con sólo asomarse a las puertas abiertas de los garajes. La tragedia pudo haber sido mucho peor.

 

 Lea también:

- Delegación perseguirá por ‘atentado contra las personas’ a los autores del incendio de Parque Ceuta

- Carracao cree que el delegado “insulta” el trabajo que ha desarrollado la Policía Nacional

Los vecinos de Parque Ceuta aún no han podido acceder al garaje para comprobar sus vehículos