Imprimir

Sobre el banco del 'Dublín' y la vergüenza ajena

S.J. | UVE

S.J. | 02 de junio de 2017

Bien, para mis amigos que me leen y no son de Ceuta: una pareja sentada en un banco al lado de un conocido bar de Ceuta y ya de noche pero no de madrugada empiezan a meterse mano y acaban haciendo de todo (den rienda suelta a su imaginación) y sexualmente se montan un espectáculo que, como no podía ser de otro modo, es grabado con móviles por decenas de personas: los que estaban en el bar y los vecinos de los bloques adyacentes.

No, no voy a escribir sobre el hecho en sí, tengo mi opinión al respecto pero ahora quiero hablar de las reacciones que todo esto ha traído en un pueblo, ojo no digo ciudad, llamado Ceuta.

Tampoco voy a justificar el arranque amoroso utilizando atenuantes como el alcohol o las drogas, aunque me parece evidente, he visto uno de esos vídeos, que especialmente la chica no parecía ir bien.

Un periódico en su versión digital publicó uno de los vídeos y al rato lo retiró. No sé cómo iba la pareja pero los del periódico creo que no habían consumido nada, aunque por sus actos parece que sí. Ojo, puede ser delito.

Facebook y twiter se llenaron de imágenes, vídeos, memes, comentarios, hasta límites vergonzantes que me han hecho sonrojar.

Los implicados han .sido objetos de escarnio, mofa, persecución, instigación...hasta el punto de que se les han hecho fotos al día siguiente en diferentes puntos de la ciudad. Ojo, puede ser delito....stalking

Pregunta: ¿por qué somos tan cotillas? Aquí el antropólogo Robin Dunbar tiene su propia teoría al respecto. 

Dumbar estudió grupos de primates y observó que cuanto mayor era el número del grupo más difícil se hacía mantener relaciones personales e íntimas: "yo te acicalo, tú me acicalas".

Por lo tanto, para mantener la cohesión de ese grupo, que cada vez se hacía más grande, se necesitaba algo más que acicalar a 60 compis.

¿Qué ocurre pues en nuestras grandes sociedades donde el número crece de forma exponencial y la gente de aburre en igual proporción? Pues que pasamos del "yo te acicalo, tú me acicalas" al "yo te cuento, tú me cuentas". 

Y así, en base a ese componente humano que es la curiosidad, tenemos un tipo de sociedad donde te indigna más que dos personas hagan eso en un banco (ojo, no me pronuncio al respecto) que vivir en una de las ciudades, perdón, pueblo, con más desigualdad de España o la que tiene un mayor porcentaje de paro (la típica cuestión sobre las formas y el fondo...)

No, no me avergonzó lo que vi en el vídeo, ya soy mayorcito, me avergonzó la reacción de la gente. Pero claro, piensen ustedes cuál es la cadena de televisión más vista en España, sí esa que nadie ve.

Me avergonzó ver el revuelo al respecto, y cuidadín, con la agravante de que el tío es un macho, guarro, pero macho. El cabrón, que tío..., pero ella, ella es...busquen todos los adjetivos ignominiosos que quieran. Encima somos machistas, nada nuevo bajo el sol.

Otra cosa que me sorprende es la facilidad del ser humano para criticar olvidando todos sus actos "reprobables" de su pasado. ¿Recuerdan eso que hicieron y que les avergonzó...?

Y por ultimo, esto va dirigido a la chica. No soy quien para juzgar, si te veo por la calle no sé quién eres, ni tengo interés en saberlo. Si supiera quién eres tampoco iba a mirarte ni tratarte de forma diferente. Espero que sepas llevarlo lo mejor posible; siento pena porque te queda una buena, pero recuerda: "la gente no te hace cosas, la gente hace cosas y tú decides cómo te afectan"

Cuando los veas reír o cuchichear no sientas pena, a mí me dan más pena ellos, mucho más. A fin de cuentas, ¿a quién le has hecho daño? Cuestiones éticas aparte.

Te podría poner decenas de cosas que me indignan infinitamente más que todo esto, pero eso no cuenta ahora. O sí, vivimos en un país con fiscales con empresas en paraísos fiscales (y mentirosos) que son defendidos públicamente. Por ejemplo. O un país donde muere gente porque no les llega la ayuda para la dependencia. Por ejemplo.

Vidas vacías, vidas falsas, vidas de mentira: es muy posible que el que te critica ahora mismo lo haga desde la cama con su amante, pero no lo ve nadie...

En fin, háganselo ver y miren hacia dentro, a lo mejor, solo a lo mejor, necesitamos todos un cambio de valores. Opinión.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/s-j/banco-dublin-verguenza-ajena/20170602075244162193.html


© 2020 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital