Imprimir

No hay rival, hay compañerismo.

Mail al director | envíenos su opinión a [email protected]

Mail al director | 26 de mayo de 2017

Sandra López

Fue en el año 2011, tras la derrota de Zapatero, cuando me afilié al PSOE. Ya era madre de una niña de seis años, llevaba desde los 21 trabajando como maestra fuera de la ciudad donde nací, ahora tengo casi los 39, y había pasado por situaciones que no se las deseo a nadie. Lo hice porque creo que la política es un instrumento de cambio, una forma de vida, que no es lo mismo que una fórmula para vivir. Creo en la política como un mecanismo constante de acción,nunca de sumisión. Quienes han trabajado conmigo en distintos contextos saben que lo mío no es el postureo, mucho menos el peloteo. Incansable en el hacer y pasional con lo que creo, a mí se me podrá acusar de muchas cosas pero jamás de no dar la cara o dejarme la piel por el PSOE. En estos días he tenido que escuchar de todo por parte de personas a las que jamás vi arrimar el hombro, e incluso he tenido que escuchar por parte del Secretario General de Ceuta que soy autodestructiva para las siglas por el simple hecho de defenderlas públicamente, él sabe los motivos de esta defensa. También he tenido que observar las fórmulas que usan para intentar anularme porque creen que me puedo presentar al Congreso Regional y en vez de verme como una compañera me ven como una rival. Curioso sentido de la democracia cuando lo que tenemos que hacer es sumar. Las primarias para el Congreso Federal pasaron y ganó Pedro Sánchez, no era mi candidato pero sí vuelve a ser mi Secretario General. Tendrá mi apoyo y mi lealtad, pero no mi silencio, mucho menos mi anulación. Y sí, a todo el mundo que me lo pregunta le respondo lo mismo: si volviera la vista atrás y tuviera que posicionarme de nuevo, y encima tuviera la ventaja de saber el resultado, caminaría de nuevo en la misma dirección y con el mismo proyecto, porque no hay nada más satisfactorio en la vida que estar en el camino que tu corazón y razón te dicta. Completamente orgullosa de haber compartido equipo con Susana Díaz, con Madina, con Carmona y, sobre todo, con cantidad de personas de todos los territorios. Orgullosa de la gente que ha estado conmigo en Ceuta dando la cara ante la cantidad de acusaciones e insultos. En política no se está para ganar o perder, en política simplemente se está. Esto no es un partido, y si lo quieren ver así que sepan que no me voy a quedar en el banquillo, que seguiré jugando, solamente tienen que entender que estamos en el mismo equipo aunque las posiciones en el campo varíen, y seguirán variando. Ya se verá.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/mail-al-director/no-rival-companerismo/20170526233948161909.html


© 2020 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital