Opiniones de
Editorial

¿Quién controla a José Luis Fernández Medina?

Es en los pequeños detalles en los que habita el diablo. Y a veces esos pequeños detalles sirven para delatar a un asesino y resolver un caso o para arrojar el perfil oculto de una persona. ¿Quién es José Luis Fernández Medina? ¿Qué méritos ha ido acumulando para gobernar una de las sociedades municipales con mayores atribuciones en sus competencias? ¿Quién le supervisa? Y otra más, ¿quien le supervisa lo está haciendo de verdad o falta rigor en las riendas y ha acabado por creerse mucho más de lo que es y libre de toda atadura para hacer bajo sus dominios -públicos hay que subrayar- lo que considere oportuno?

Dejen de poner palos en las ruedas del futuro de Ceuta

Que en sólo unos pocos meses Ceuta pueda ver como por el Tarajal entran y salen mercancías de forma ordenada desterrando el porteo a la categoría de imagen del pasado, aunque vergonzante, bucólica, es un hecho histórico que ni los más optimistas del lugar imaginaron. Es indubitada, incontestable y absolutamente bueno para el futuro desarrollo de la ciudad. Para su estabilidad, su paz y su progreso económico. Las posibilidades que se abren son no diremos que infinitas pero sí enormes para amplios sectores del tejido económico local. Desde la construcción a los abastecimientos pasando por la exportación, los agentes de aduanas, el propio puerto y un largo etcétera que seguramente ahora es incluso difícil de imaginar y en el que es probable que entre, por ejemplo, el notable impacto que la “prosperidad compartida” y por ende la estabilidad da ya, hoy, no el mes que viene a los proyectos tecnológicos que apostaron por instalarse aquí y a los que puedan llegar.

Inaceptable e indigno

“Inclusión y diversidad juvenil, LGTBI. Desarrollar actuaciones que permiten la integración e inclusión de todos. ¿Es que la gente que se identifica dentro del colectivo LGTBI no está integrada? No sé. ¿Tenemos que integrar a Carolina Pérez o Yolanda Bel, señor Vivas? No lo entiendo. ¿Es que hay personas que no están integradas? Yo creo que no hace falta (…) Basta ya de chiringuitos LGTBI. Basta ya de poner cualquier excusa para financiar eso”. Este pasaje de la intervención del portavoz de VOX en la Asamblea de Ceuta, Carlos Verdejo, puso el colofón a un desmadre de insultos y descalificaciones de lo más variado y amplio en sus dianas, el pasado lunes. Era su intervención durante el debate para la aprobación inicial de los Presupuestos Generales de la Ciudad para 2022, en los que el partido apenas sí insinúo alguna propuesta y explicitó, eso sí, una pléyade de descalificativos que evidencian cuál es su posición política y su visión de la ciudad que aspiran a Gobernar. De forma muy sintética, Ceuta, para VOX, es un infierno de delincuencia, violencia y corrupción en el que sobran todos los que por sus costumbres y estilo de vida encajen dentro de lo que ellos consideran marroquí, feminista, socialista o LGTBI. Su estilo tabernario en la tribuna, reiterado Pleno tras Pleno, es inaceptable e indigno de la cámara en la que recae la soberanía de todos los ceutíes.

Intolerable descoordinación sanitaria. Arréglenlo

Los casos activos de covid en Ceuta se encuentran estos días en el entorno de los 600. La ciudad ya está también en el cuadro de honor de la que era hasta ahora, probablemente, la única lista negativa en la que le faltaba medalla, la de la tasa de incidencia de la pandemia. Pero estos días la ciudadanía, sobrecogida por las duras restricciones que ha venido soportando desde marzo y angustiada por las dificultades económicas que las mismas están suponiendo para cientos de autónomos, trabajadores y negocios ha tenido que asistir además a un espectáculo bochornoso: el insólito cruce de reproches en público entre las dos administraciones que tienen las competencias para tratar de frenar la pandemia, el Gobierno de la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno. Eso sí, ambas coinciden en una cosa, en culpar de la nefasta situación a la que hemos llegado a todos, especialmente a la ciudadanía por su irresponsabilidad, sin hacer la más mínima autocrítica.

Nueva Bruselas

La ciudadanía ceutí ha tenido que asistir la pasada semana a un debate político de escasa altura a costa del estatus que la Unión Europea debe conferir a Ceuta. Nuestros representantes políticos han demostrado en general, una vez más, no ser todo lo capaces que la situación les requiere.

La oposición lo habría hecho mejor

La oposición al Gobierno de Vivas ha venido durante los últimos años planteando al Ejecutivo críticas a su gestión económica y propuestas alternativas a la misma. Sirvan como ejemplos el presupuesto alternativo presentado por Caballas en diciembre o el Plan de reordenación de consejerías propuesto por el PSOE, aunque no son los únicos. El Gobierno con su consejero de Hacienda, Francisco Márquez a la cabeza las ha venido rechazando por sistema, sin atender nunca a las advertencias. Todo era demagógico por venir de la oposición, todo o casi todo. Ahora cabría preguntar al Gobierno si reconsidera alguna de esas propuestas –ya lo ha hecho– y no las ve tan demagógicas.

El racismo, un problema de todos

Son muchas las quejas que hemos recibido estos días de los lectores. Algunos han utilizado los foros para expresarse, otros nos han hecho llegar correos electrónicos y algunos otros nos lo han transmitido por teléfono o en persona. Muchos se sienten molestos con los comentarios de marcado carácter racista que se pueden leer estos días en las noticias que tienen que ver con el asesinato de Laura G., pero no sólo. También en las que hablan de los altercados en el Príncipe y muchas otras. Entendemos que debemos una explicación a los lectores y una reflexión general que nos gustaría que llegara al presidente de la Ciudad, Juan Vivas.

Cinco años y un día

Ceutaldia.com está de celebración. Fue un 13 de octubre de 2006, viernes, cuando este diario digital de información se hizo público, saltando desde el casi anonimato de sus días de pruebas al uso y disfrute de los ceutíes.

Racismo y exclusión social

-Opinión Editorial

La más veterana de las filas del PP, Carolina Pérez, fue al Senado en representación de su Gobierno, el de Vivas, el del PP, el de Ceuta, ¿el de todos los ceutíes? Allí se equivocó. Pronunció varias frases de marcado carácter racista. A la vuelta, reflexionó, se dio cuenta de su error y de forma valiente pidió perdón por su salida de tono y presentó su dimisión como consejera de Asuntos Sociales. Su comportamiento es notable. Digno de ser copiado por otros compañeros de banco.

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

El periódico ‘El Día’, el de mayor difusión en las ‘Islas Afortunadas’, vuelve a arremeter contra Ceuta y Melilla por enésima vez. El medio de claro tinte independentista, que suele hacer un flaco favor a los isleños poco ‘afortunados’ de tener que despertarse de vez en cuando con opiniones sin pies ni cabeza.

¿Y el CES?

Esa pregunta se la hacen muchos tras la aprobación de las medidas fiscales en el pasado pleno, las cuales eran totalmente desconocidas por un Consejo Económico y Social que quedó "herido de muerte" a principios de 2008.

Los peros del REF

Decir gratuitamente que la reforma del Régimen Económico y Fiscal que pretende llevar a cabo el Gobierno de la Ciudad Autónoma es mala y oponerse a ella no parece que tenga demasiado sentido. En cambio parece que en una línea templada, pero crítica se van a situar tanto sindicatos como patronal. A ninguno les convence al cien por cien la mencionada reforma.

A golpes con la democracia

El Gobierno se ha equivocado gravemente. Sin entrar en los motivos y los roles de lo que el viernes por la noche pasó en el Poblado Marinero, la Ciudad no tendría que haber permitido que el subdirector general de Menores siguiese un sólo día más en el cargo. Y es que la mujer del César no sólo tiene que se honrada, sino parecerlo, y la figura pública de Luis María Fernández aparece en cada momento más denostada ante la opinión pública.

Carracao y Alí acaban con la libertad y la democracia en Ceuta

La democracia en Ceuta ha muerto. Una semana negra para la libertad que se inició con el caciquil golpe de estado del PSOE ceutí. Las fechas más oscuras de la historia democrática ceutí se certifican con la noticia más triste que ha sufrido esta ciudad en los últimos 30 años. Si no fuera suficiente con el apoyo un año más de UDCE-IU a las cuentas de Vivas, incapacitándoles moralmente para cualquier crítica al Gobierno, el PSOE decide ahora sorprendentemente apoyar también el presupuesto de Juan Vivas y Francisco Márquez. ¿Los motivos? Inexplicables. Responsabilidad, balbuceaba tristemente el impuesto secretario general del PSOE, mientras que los cimientos de la democracia en Ceuta terminaban definitivamente de hundirse en un lodazal.

El inexplicable error de Gordillo

La comparecencia del vicepresidente Pedro Gordillo para anunciar los detalles del rezo de fin del Ramadán no ha dejado indiferente a nadie. Las reacciones van desde la sorpresa hasta la indignación, y es que por mucho que Gordillo quiera dar explicaciones, nadiie puede entender los motivos que le han llevado a dividir la rueda de prensa en dos partes distintas. El de Gordillo ha sido un error sin explicación posible, y lo que es peor, una lata de gasolina para aquellos incendiarios que siguen empeñados en fomentar la idead de segregación racial o religiosa en Ceuta.

Buscando soluciones

Una de las críticas habituales al Gobierno de la Ciudad es su falta de compromiso a la hora de buscar soluciones a la economía local, amparándose siempre en su 'falta de competencias'. Economía que afronta momentos duros en todo el mundo, especialmente en una ciudad que lleva años tratando de reiventarse, buscando salidas para garantizar su estabilidad financiera, una vez que ya quedan muy atrás los años dorados de los bazares y 'paraguayos'. Es necesario sentarse a pensar seriament sobre qué modelo económico puede resolver el futuro de Ceuta, y no limitarse a poner parches y soluciones coyunturales. Por estos motivos, la noticia del acuerdo entre Ciudad y Puertos del Estado para esclarecer las posibles vías de desarrollo del puerto ceutí no puede más que ser acogida con agrado y satisfacción.

Aires totalitarios

Quizás haya sido el espesísimo levante que ha envuelto la ciudad durante los últimos días hasta el jueves mismo; quizás los prolegómenos vacacionales que disparan un nerviosismo que se junta con el cansancio acumulado; quizás sólo la mala educación (personal y política); quizás la realidad de sus caras sin tapujos democráticos, pero la semana nos ha dejado la más rancia cara popular, la más cercana a la punta de su extremidad derecha.

Malas noticias para la libertad

El día 16 de junio de 2008 ya está grabado en las páginas de la historia de España como una fecha funesta para la libertad de expresión y la democracia. El día en el que una jueza decidió ponerse del lado de los políticos y cercenar de un sentenciazo buena parte de la libertad con la que miles de periodistas en todos los rincones de este país luchan para tratar de transmitir la verdad frente a presiones y amenazas. Porque más allá de las filias o fobias que pueda generar como persona o profesional, lo que no se puede negar es que la sentencia contra Federico Jiménez Losantos supone un certero tiro en la línea de flotación de la información y la opinión independiente en España.

Demasiadas casualidades

El presidente Vivas tiraba de desconocimiento de los detalles concretos para eludir la pregunta de si no era mucha casualidad que tras dos peticiones del Ayuntamiento al INEM en ambos casos tan sólo hubiese registrada una persona que se adaptase al perfil adecuado. No tuvo problemas sin embargo en asegurar que confían plenamente en el INEM. Y tanto, se escucha ya por el Ayuntamiento. Dos peticiones, dos personas vinculadas al Gobierno local. Acierto pleno. Pero son demasiadas casualidades, y algo comienza a oler a chamusquina.