Antonio Porras

Metidos ya en el mes de octubre e iniciado el curso académico en la universidad, los alumnos de 4º de enfermería aún les resta saber cómo, cuándo, de qué manera, dónde… van a poder realizar sus prácticas.

Este colectivo de estudiantes son los que dentro de nueve meses titularán y obtendrán un Grado de Enfermería que les habilitará para estar al frente de un ala en una planta de hospital, los que atenderán y cuidarán a los ancianos en residencias, los que aplicarán los programas de vacunación de cada sistema autonómico de salud, los que acudan a urgencias domiciliarias, los que instrumenten en un quirófano, los que atiendan en la puerta de urgencias de un hospital, en la UCI… y así todas las funciones que el título habilita.

Y ahora llega la cuestión central de esta carta. Los días pasan, la cuenta atrás hacia la obtención del título de Grado sigue avanzando, y las prácticas de estos estudiantes quedan frustradas y mermadas por la mala organización entre universidad e INGESA, ocasionando una nefasta respuesta en estos momentos tan trascendentales para esta profesión.

Corresponde a cada universidad dar respuesta eficaz a estos estudiantes, para que las prácticas se puedan realizar de manera inmediata. Recordar que desde que se decretó el estado de alarma, en marzo del año pasado, éstos no han pisado ni un hospital ni un centro de salud y que en estas fechas sigan en el limbo sus prácticas, me parece un disparate y una barbaridad. Sin añadir a este problema los que ya están en tercer curso que les pisan los talones y están en las mismas condiciones.

Apelo desde aquí y hago un llamamiento urgente para que se pongan a trabajar universidad, hospitales y centros de salud donde realizarán sus prácticas, para conseguir una rápida solución a este grave problema que pone en riesgo a estos futuros profesionales, agravado por los tiempos que esta pandemia ha instaurado y que, a bien seguro, y por desgracia, cuando obtengan su título de Grado en Enfermería, en los próximos nueve meses, el Covid-19 seguirá muy vigente y la atención sanitaria estará necesitada de profesionales de enfermería muy bien formados.