Salvadora Mateos, delegada del Gobierno

En estas mis primeras fiestas patronales como delegada del Gobierno quiero desear a todos los ciudadanos y ciudadanas de Ceuta una feliz Feria 2018, donde la alegría y la convivencia sean los pilares en los que se sustenten las fiestas.

Ya bien entrado el verano, la Feria supone un paréntesis que altera la rutina cotidiana, un espacio para a diversión, el entretenimiento y el reencuentro con los amigos.

Pequeños y mayores tenemos en estos días un punto de encuentro común: el Real de la Feria. La actividad en estos días se traslada a este escenario, caracterizado por la luz y el color, por la música y la gastronomía.

Miles de ceutíes y visitantes tenemos una cita para celebrar ,como nosotros sabemos, unas fiestas en honor a nuestra Patrona y Alcaldesa perpetua, la Virgen de África. Una Virgen a la que honraremos el día 4 con la ofrenda floral y el 5 cuando la Virgen procesione por nuestras calles más céntricas. Son estos dos de los actos que constituyen el eje central de la fiesta, por lo que os animo a todos y a todas a que participéis de esta tradición que nos une e identifica como pueblo.

Yo siempre he asistido a estos actos religiosos cargados de emoción y simbolismo, un ritual bellísimo  que a mi personalmente  me llega al corazón.

Quiero agradecer y destacar el trabajo que cada año realiza la Cofradía de la Virgen de África, la hermandad más antigua de nuestra ciudad,  cuyos integrantes dedican su tiempo y esfuerzo a poner en valor el culto a esta talla donada por Enrique el Navegante en 1420.

Desde la Delegación del Gobierno velaremos por unas fiestas seguras en la que reine la armonía y la tranquilidad.