garcía segado fpav
García Segado, residente de la FPAV
Joao das Canhas

En respuesta a la FPAV

Sres. De la Federación, paso a exponerles unas consideraciones respecto al artículo publicado en Ceutaldía el pasado 19 de abril, “La FPAV arremete contra la Plataforma de Barrios porque dice que "divide" al movimiento vecinal”.

Soy miembro de la Plataforma por la mejora de los Barrios de Ceuta, aunque ahora no actúo en su nombre, sino a título personal.

Nuestra plataforma nace del descontento de ver sus barrios en permanente estado de mejora nunca acometida, mientras millones de euros llueven cada dos por tres sobre la zona centro, haciendo, por ejemplo, que la Gran Vía quiera imitar al centro de París, con sus imponentes salidas de metro que conducen a un triste y desangelado aparcamiento, y sus aparatosas farolas, sobre las que hemos oído costes muy variados, pero todos astronómicos.

Este descontento nuestro, cualquiera lo puede entender si se da un paseíto cualquier día de la semana, por muchas zonas de Ceuta donde la basura y los muebles viejos ocupan cualquier solar, o incluso las aceras de Vicedo Martínez, Hadú, Cuesta Parisiana, la antigua prisión de Los Rosales, y muchos etcéteras más.

El asociacionismo, Sr. García Segado, está protegido y promulgado por ley, y es libre. Y en el caso de la Plataforma por la Mejora de los Barrios de Ceuta, nos hemos asociado vecinas y vecinos de diversas zonas de la ciudad, con un único interés común, mejorar nuestras áreas de vida y relación social,embellecer Ceuta, y lo más importante, educar con el ejemplo. Cuando podamos discutir si nos legalizamos o no, se lo haré saber.

¿Y por qué no dentro de las diferentes AAVV existentes? Dirá vd. Sr. García.

En primer lugar, le recuerdo que no es obligatorio, pero, y más importante, cada uno y cada una de nosotras podría darle su propia razón, y, además, le aseguro, que muchas de esas razones tienen que ver con la politización de la que ustedes se quejan cuando alguien se lo menciona. Por no hablar de la inacción permanente en muchos barrios por parte de la Administración y la falta de reivindicación contundente de las asociaciones de tales barrios.

Repase, si lo desea, los comentarios a la noticia en la que “arremeten” contra nuestra existencia como divisores del movimiento vecinal. Esos comentarios dejan bien a las claras lo que se piensa y dice por Ceuta sobre algunos de estos asuntos que comentamos.

Todos hacemos política, lo de “soy apolítico” no existe, es un invento. Jesús Gil era apolítico e inventó el Gil. Por lo menos no disimulaba. Una cosa bien distinta es hacer política desde un partido, o bajo su paraguas protector. Eso es “estar politizado”, y le aseguro que en nuestra plataforma eso no se

da. Por decirle, con los tiempos de pandemia en los que sobrevivimos desde hace un año, a muchos hombres y mujeres integrantes de la Plataforma, aún no los conozco de forma personal, solo por whatapp. Quiero decir, no hemos tenido ni el tiempo ni el espacio adecuado, sin saltarnos la normas, para armar un contubernio, y mucho menos para intentar “influir a otros para controlar su forma de pensar”.

Y no hemos nacido, la plataforma digo, contra Vds., ni contra nadie, no se crean tan importantes. Nacimos para mejorar nuestros barrios con la acción directa, o con la tarea de convencer a otros y otras para que también lo hagan.

No hemos contactado con vds., pero vds. tampoco con nosotros.

Le cuento sobre eso; nuestra presentación en público data del 15 de marzo cuando el diario El Faro de Ceuta publica: Germina otro movimiento vecinal: la Plataforma de Barrios de Ceuta. Residentes en distintas barriadas presentan de forma simbólica la Plataforma de Barrios de Ceuta, que huye de la“politización” de la FPAV, en la Cuesta Parisiana.

El mismo día, no el siguiente, ni una semana después, el mismo día, el 15 de marzo, el mismo diario publica: Reacción a la Plataforma de Barrios de Ceuta: “Usurpa el nombre de Hadú” La asociación que preside Frugui, comerciantes y vecinos asegura que está “creada” a sus “espaldas” con “fines lucrativos”

Quéeficiencia,quérapidezdereflejos,elmismodíadelapresentación yasaben que somos, y que además actuamos con fines lucrativos y “a sus espaldas”. Esto último se comenta por sí solo.

¡Ojalá todo en Ceuta funcionara con esa eficiencia!

Podían habernos recibido con expectación, o con indiferencia, o habernos invitado a dialogar, pero no, de entrada, que si usurpamos el nombre de Hadú, que si actuamos con ánimo de lucro...en definitiva, con los brazos abiertos, vamos.

En fin, aquí estamos, y pensamos quedarnos el tiempo necesario hasta que dejemos de ser necesarios, porque la ciudad ya sea amablemente habitable para [email protected] Ustedes decidan si quieren colaborar con [email protected] Un saludo.