El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) quiere en este día mundial del Refugiado, instaurado por las Naciones Unidas en el año 2000, exigir al Gobierno de España una política de admisión de estas personas acorde con el Derecho Internacional y sobre todo con los Convenio firmados por España, convenios que se convierten en legislación nacional al ser ratificados.

En la actualidad el número de refugiados, según el Informe de la Organización Internacional para las Migraciones, se elevaba el año pasado a 15.1 millones de personas, el número más elevado desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo el Gobierno de España sigue con su política de inadmisión de estas personas que sólo buscan huir de una situación de guerra, de persecución, de violencia ya sea por cuestiones étnicas, políticas, sociales o catástrofes naturales.

Estas personas sólo huyen de una situación de hostilidad y desean un lugar, en la mayoría de los casos temporal, donde poder tener una vida, sólo nos piden solidaridad, respeto y ayuda; como muchos de nuestros [email protected] recibieron en nuestra Guerra Civil de los países hispanoamericanos sobre todo cuando salieron huyendo de nuestro país.

Recibir a 18 personas en el 2015, comprometerse a otras 200 entre mayo y junio, más como acto electoralista que como verdadero compromiso, cuando el Gobierno de Rajoy acordó traer a cerca de 16.000 personas demuestran que este Gobierno no desea una verdadera política de solidaridad con estas personas, ni con ninguna, como en la gestión de la crisis han demostrado.

Desde el MDyC exigimos al Gobierno de España, que a nuestro pesar es de todos y todas las españolas, a que cumpla sus compromisos internacionales y asiente en nuestro país a los 16.000 refugiados que ante la Unión Europea asumió. Al menos para empezar.