Antonio Nepomuceno (IU Ceuta)

2020 ha sido un año que se quedará grabado en nuestras mentes hasta el final de nuestros días, en todo ello, el Covid-19 ha sido como un gripazo mundial que al igual que la gripe nos ha obligado a todos guardar cama, en todo ello hemos visto que ante tal reposo forzado nuestras economías, digo nuestras economías, las de todo el mundo, se han visto afectadas por dicha enfermedad, no estábamos preparados para lo que se nos venía encima, sobre todo nuestro país, donde su tejido productivo ha sido el turismo, eso nos ha dejado más mermados por la pandemia que otros países que dependen más de su industria como es el caso de Alemania, por todo ello está claro que se tuvo que bajar la guardia para intentar salvar la economía y desgraciadamente eso hizo traernos la segunda ola, donde se espera la tercera ola que viene ya de las fiestas navideñas, todo ello marcado por el modelo capitalista del que depende España y que a pesar de tener un gobierno de izquierdas, de todo ello se ha tenido que lidiar para equilibrar las balanzas entre economía y el llamado eco social de las ayudas que ahora necesitan las personas más necesitadas de este país.

España no es la primera crisis a la que se enfrenta, la última crisis financiera fue fruto de la depredación del capitalismo y su glotonería financiera, combinado todo ello con las corruptelas políticas, en ese momento no se actuó de la misma manera que la de ahora, en ese momento se dejó caer a mucha gente necesitada, huérfanas de un estado que velara por aquellos que perdieron todo con la crisis, en cambio por el contrario los ricos llenaron más sus bolsillos y subieron las listas de nuevos millonarios en España, se marcó notablemente el diferenciador entre ricos y pobres, recordando aquel vergonzoso rescate financiero, no se protegieron a las familias, en el presente con una crisis más agresiva se ha optado por hacer todo lo contrario, los ERTES, el IMV, quizás no todo lo suficiente que me hubiera a mi gustado pero claro está que todo esto ha venido para quedarse, sobre todo la IMV, algo que nos armoniza más con el resto de Europa en cuanto derechos sociales.

¿Es el Virus realmente el culpable de todo? pues no, un rotundo no, pienso que esto de la pandemia ya estaba vaticinado y predicho hace ya dos décadas, desde científicos hasta personas relevantes como Bill Gates predijeron que esto tarde o temprano ocurriría, se decía sin miedo que llegaríamos a un estado como el actual, por el mas mero sentido común, la globalización nos ha llevado a esta pandemia, tener un mundo interconectado y fácil movilidad hace fácil la transmisión de pandemias como las que vivimos ahora, no hace falta ser muy inteligente para llegar a esa conclusión, es pura lógica, no, el virus no es responsable en su totalidad de todos nuestros males, realmente al igual que nuestro cuerpo sufre una enfermedad por tener las defensas bajas, de igual manera este virus ha hecho más daño en nuestro país, para mi tener las defensas bajas es no tener esos anticuerpos que da la suficiencia social que proteja a nuestro país de todos estos males, este virus nos ha atacado con las defensas muy bajas, la mejor forma de combatir estas desdichas es tener un país con políticas sociales fuertes, acompañado de una economía fuerte y diversa, no dejarlo todo como se ha hecho en manos del turismo, eso nos ha hecho tener las defensas bajas, pues dependíamos y dependemos del turismo como motor económico, un país como España con más horas de sol que la media europea no ha apostado por una industria fuerte y dinámica, algo que en el presente nos hubiera hecho resistir mejor este envite mundial, el virus no es responsable de los desahucios, donde se echa de sus casas a familias enteras sin alternativas habitacionales, este virus no es responsable de que España esté llena de hoteles y por el contrario sea de los países europeos con menos inversión en la vivienda pública, dejando desprotegidos a los ciudadanos de este país ante el acoso constante de la subida de precios del alquiler, fruto de la fuerte especulación que produce el turismo, este virus no es culpable de nada, somos nosotros los culpables por no tener un país fuerte, resistente a todo, durante mucho tiempo hemos mirado para otro lado sin prever que esto podría pasar, haciendo todo desde más puro interés del capital y no del lado humano que nos permitiera crecer como un país meramente decente.

¿Se puede sacar algo bueno de esta pandemia? Creo que sí, sí se puede, se puede aprender mucho de todo lo vivido, lo primero es reconocer que lo público es más eficaz que lo privado, la derecha española ha querido hacernos ver a todos de que lo privado funciona mejor, el sector privado sanitario en España en realidad es subsidiario del estado, en toda regla ha quedado demostrado que nos cuesta más y es menos eficaz, como ha pasado en Madrid, una sanidad pública fuerte en cambio, pública y con producción propia, como ejemplo farmacia pública, con una producción de calidad, no sólo nos hubiera ayudado a nosotros sino también al resto de países que se vieron afectados por el mismo motivo que nosotros, otro frente del que tenemos que aprender considerablemente es el no depender de un sector como es el turismo, eso nos ha hecho débiles ante todos los problemas del ya pasado 2020, hay que apostar por una economía dinámica, apostar por una industria moderna y respetuosa con el medio ambiente, tenemos que dejar de ser las chachas de Europa y ser más autónomos con nuestra economía, no quiero decir con ello que maltratemos al turismo, digo tener más nervios productivos del que nos da el turismo, hay cosas que ha traído este virus que vienen para quedarse y que hará más llevadero para muchos sus vidas, hablo de la IMV, el ingreso mínimo vital, algo que ha tenido que llegar ahora por la más pura necesidad y lógica, ha venido para quedarse, todo un logro social, demandado por Unidas Podemos y que este virus ha hecho más fácil su implementación por pura necesidad, otro beneficio es que empieza a romperse la base piramidal de los precios del alquiler, donde el gobierno ya ha puesto orden en todo ello y se ve que no se va a quedar en sólo eso, ahora viene la protección social que derivan de los desahucios, de millares de personas que lo pierden todo ante la crisis, de alguna forma ate todo lo ocurrido se está reaccionando, yo pienso que ha sido una gran suerte que Unidas Podemos esté en este gobierno, todas estas políticas sociales se veían estériles sin la ya destacada Cabezonería de los que componen Unidas Podemos, donde no hemos sido nada flexibles ante las imposiciones de los señoritos de España, esa élite franquista que siempre ha sido y es la que han gobernado en la sombra desde la llegada de nuestra supuesta democracia.

¿Qué nos queda por hacer en 2021? Nos queda mucho trabajo, lo más importante es reconstruir nuestro país, fortalecer nuestra democracia con más democracia, dejando a los españoles elegir el modelo que más les plazca, entre monarquía parlamentaria o república, a lo visto me atrevo a decir que este virus nos ha mostrado quienes somos y a donde vamos, con toda la crueldad que muestran las realidades, para mi será una gran noticia que una vacuna ponga fin al virus, creo firmemente en los progresos de la ciencia pero no tanto en aquellas corporaciones que se nutren de las enfermedades de las personas, necesitamos construir ahora más que nunca PATRIA, crear un modelo donde todos seamos importantes y nuestro esfuerzo tenga su recompensa, en este 2021 hay que apostar por repoblar la España vaciada, la IMV es una gran oportunidad para que las personas que cobran esas prestaciones se replanteen de buena voluntad repoblar esos pueblos vaciados con la certidumbre de vivir en ellos como en el paraíso bíblico, los pueblos españoles son en realidad el alma perdida de nuestra patria, repoblarlos con esa ayuda permitiría no sólo llevar el progreso a esos lugares, sino a crear una nación marcada en una posible utopía sostenible, la vida en un pueblo es mucho más económica que la de la ciudad, un ciudadano que cobre la IMV puede tener un gran encuentro en uno de esos pueblos, de tal forma fortalecer desde ese enfoque el ecologismo, al igual de esa manera con el tiempo dispersar un empleo más en lo ecológico y cuidado del mundo rural, los retos del 2021 no van a ser fáciles, para nada, sé que los defectos que nos ha mostrado el Covid-19 nos muestra el verdadero camino, una sociedad sostenible y prospera, las familias que prosperan siempre son aquellas de las que se cuidan uno de otros, incluso de aquellos que torcieron su camino, si no somos conscientes de estos grandes retos, nos volverá a sacudir un bicho que sólo es visible al microscopio electrónico, la alternativa y la gran vacuna contra otra pandemia debe de ser la de apostar por un país enriquecido por políticas sociales, ya vimos que pasa cuando se apuesta por los poderosos, su dinero se va directo fuera de España, a paraísos fiscales, un dinero estancado que no se mueve ni genera riqueza, invertir en el pueblo es algo que a fin de cuentas redunda en la sociedad, pues esas ayudas son inmersas en el consumo propio, los pobres no tienen más que gastar en sí mismo y en sus familias, es un capital que se queda en casa y se distribuye de buena manera, eso es para mí hacer patria y no enarbolar la bandera y el borbonismo que a día de hoy vemos como todo lo capacitado por esos patriotas se fue y se va a los ya comentados paraísos fiscales, no se mantiene a vagos como dice la derecha, ayudando a la gente que peor lo pasa, es al revés, de distribuye más la riqueza y por ende se evita la explotación que muchos de estos burgueses usaban y han usado en todas las crisis, para así aprovecharse de la gente más necesitada, España es un país grandioso, lleno de buenas personas que quieren salir adelante, si se les da el empujón necesario todo lo que se invierta no hará más que multiplicar con el tiempo los beneficios de vivir en un país próspero, la lotería es el sueño de los tontos, el elixir para aquellos que creen que pueden ser los afortunados de ser parte de un sistema, sistema que deseo dejar atrás, menos apuestas de loterías trapaceras y más apostar por el pueblo, es un boleto con premio asegurado. 

Termino dando un feliz año nuevo a todos, Salud y República.