aberasturi

Medicina y golosina, por Andrés Aberasturi

Tengo para mí que lo del botellón actual viene de atrás: es la herencia que hemos dejado después de que nuestros padres –los de mi generación– nos aliviaran los infantiles males gástricos y hasta nos «abrieran el apetito» con un copazo de quina Santa Catalina, quince grados entre pecho y espalda como quien no quiere la cosa. Pero no es mi intención hablar de aquellos disparates, bienintencionados sin duda, sino de la frase publicitaria de aquella marca que debe seguir poniendo los pelos como escarpias a la ex de sanidad: «Es golosina y es vitamina». Lo que era, era un vino dulce me temo que poco recomendable para niños por muy inapetentes que fueran. Pero cada vez estamos más confusos en esa frontera que divide la  golosina y la medicina. Ahora mismo resulta una tarea verdaderamente ardua comprar un producto lácteo sin más: un litro de leche o un simple yogur. Toda la estantería de yogures de los súper y los híper están llenos de productos con efectos secundarios de forma que los que no tenemos colesterol, vamos regularmente al servicio, carecemos de gases, no somos alérgicos a nada, tenemos las defensas necesarias y no queremos tener una talla menos, encontrar un yogur es una tarea casi imposible. Recuerdo que en mi infancia, además del copazo de quina, los yogures se vendían también en las farmacias y eso que eran yogures de los de toda la vida, de los únicos que había. Pues deberíamos volver a eso porque la sana golosina que puede ser un yogur, ¡qué rico!, se ha convertido ya en un complemento indispensable para estar sano, llevar una vida natural y ecológica y ayudar a combatir desde el estreñimiento a la gordura. Otro día hablaremos de la soja, que también tiene lo suyo. Y no es que dude que todo sea como dicen, pero mosquea ya un poco ver tanta medicina/golosina. Otro caso comprobado es lo buenas que son las bebidas de cola tanto para quitar la herrumbre de una llave, por ejemplo, como una malestar estomacal. Creo que también desatascan las tuberías, pero eso no lo tengo comprobado.