aplicable

EE UU considera que la independencia de Kosovo no es aplicable a otros casos

Los Estados Unidos que apadrinaron activamente el nacimiento de Kosovo ante una Europa fracturada sobre qué hacer ante la declaración unilateral de independencia de 2008 acogieron ayer como un triunfo estratégico el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y pidieron a Europa "que se una en un futuro común". Palabras que sirven tanto para apelar a la UE a reconocer el territorio secesionista como a serbios y kosovares a entenderse para acabar integrándose un día en el club euroatlántico (UE y OTAN). Catherine Ashton, responsable de la política exterior de la Unión, abundó en la segunda interpretación al subrayar que el veredicto del tribunal "abre una nueva fase" y que el foco debe apuntar a un futuro en que tanto Serbia como Kosovo sean parte de la UE.