avistamiento

Llimós ha tenido un avistamiento

Robert Llimós (Barcelona, 1943) ha tenido un encuentro inesperado. Estaba en Brasil, en Fortaleza. Salió hacia la playa, se sentó en unas dunas y se puso a dibujar. Levantó la mirada y lo que vio delante suyo fue una gran nave espacial que emitía luces. El relato de este "encuentro iniciático", como le llama, es apasionante; incluye la visión de dos personas detrás de una ventana del aparato que le observan, cuyas características describe con bastante precisión. Sucede que Llimós es un artista, un consagrado pintor con obra en todos los grandes museos, que reivindica la figuración -por más que en su juventud atravesara un periodo conceptualista- y una experiencia como esta no podía escapar a sus pinceles.