declarada

Michelle Obama: «La "guerra" está declarada»

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, aseguró, en   tono de broma, que su mensaje para los otros países que buscan ser   sede de los Juegos Olímpicos del 2016 es que "la 'guerra' está   declarada" y valoró la presencia de su esposo junto a ella en   Copenhague.  
Michelle Obama viajará a Copenhague para promover a su ciudad   natal en su intento porque sea elegida sede de los Juegos, preparando   el camino para su esposo, el presidente Barack Obama, quien hará un   rápido viaje a Dinamarca para llegar a primera hora del viernes para   intentar asegurar la victoria en la votación del Comité Olímpico   Internacional (COI) en Copenhague.  
"Esto es genial para mí", dijo el lunes la primera dama en una inusual sesión informativa en el comedor de la Casa Blanca. "Nunca me habría imaginado que yo estaría liderando el equipo para intentar ganar la carrera olímpica", añadió.  
Michelle Obama bromeó con que estaba lista para la batalla para asegurar la victoria contra Río de Janeiro, Tokio y Madrid. "Conocí a la primera dama de Brasil. Nos sentamos cerca en la cena, y la adoro", dijo la esposa de Barack Obama, refiriéndose a una comida que compartió con Marisa Leticia Lula da Silva en la reciente cumbre del 'G-20' en Pittsburgh.   
"Le dije, ustedes saben, '`Te voy a abrazar ahora y luego te voy a atacar en Copenhague!' (...) Y ella dijo: '`Igual yo!' Así que, la 'guerra' fue declarada", destacó entre risas.
La Casa Blanca confirmó ayer lunes que el presidente viajaría a Copenhague para hacer una declaración en persona frente al COI, la primera vez que un presidente estadounidense en ejercicio lo hace.   "Que el líder del mundo libre esté ahí apoyando la votación envía un   buen mensaje, y creo que es por eso que todos están tan emocionados   (...) de que podrá asistir", afirmó la primera dama. "Creo que   demostrará al COI que esta votación tiene un compromiso sin precedentes en nuestro Gobierno", añadió.   
 

La Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, declarada culpable por quebrantar el arresto domiciliario

La Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, icono de la lucha por la democracia en Birmania (actual Myanmar), tendrá que pasar 18 meses más bajo arresto domiciliario. Así lo ha decidido el tribunal que la juzgaba por haber permitido la entrada en su casa de Rangún (Yangón) de un americano, John Yettaw, que cruzó a nado un lago y se ocultó en su residencia dos noches. Por este atrevimiento, Yettaw ha sido condenado a siete años de prisión, incluyendo tres de trabajos forzados. Aung San Suu Kyi lleva privada de libertad 14 de los últimos 20 años, la mayor parte del tiempo recluida en su residen...