delinquen

Mano dura contra quienes delinquen

La crisis económica no solo afecta al bolsillo de los ciudadanos honrados, también afecta al bolsillo de aquellos que se dedican a delinquir, individuos que han visto reducidos  drásticamente, en los últimos años, unos ingresos provenientes de actividades ilícitas perfectamente  conocidas por todos  los ceutíes. Esta circunstancia y no otra  han favorecido la proliferación en los últimos meses de todo tipo de actos delictivos  que ponen en serio riesgo la convivencia efectiva (incendios provocados, apedreamientos, tiroteos, robos con violencia,  etc).
Devolver la normalidad a nuestras calles, erradicando todo tipo de conductas delictivas, es responsabilidad  exclusiva de unos  Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado así como, de la Policía Local, que intervienen en todo momento  de manera  proporcional  a los delitos que persiguen. Unos funcionarios públicos de deben actuar en las peores circunstancias posibles en nuestras calles  es decir,  desconociendo totalmente a qué tipo de individuos deberán enfrentarse y por supuesto, la naturaleza de las armas que  utilizarán contra ellos.
Los ciudadanos no podemos permitir por más tiempo la presencia entre nosotros de desalmados  a los que la vida humana les importa poco o nada, individuos que hoy planifican y ejecutan  emboscadas perfectamente organizadas contra los servicios de emergencia y mañana provocarán  tiroteos en nuestras calles. Los ciudadanos debemos ser plenamente conscientes que erradicar esta  delincuencia  organizada de nuestras calles requiere de actuaciones contundentes que extirpen de nuestra sociedad este cáncer putrefacto a pesar de las críticas de quienes favorecen con ellas la inseguridad. En definitiva, mano dura contra quienes delinquen.