desempolvando

Desempolvando los recuerdos de la Casa de Campo

Desde hacer deporte hasta volver a ser niño en el Parque de Atracciones. Desde el «picnic» del «bocata» de tortilla hasta «jugar» al explorador brújula en mano. No se es del todo madrileño hasta que no se visita la Casa de Campo. Un ritual que siguen miles de madrileños cada semana e incluso cada día, en el que disfrutan de este pulmón de la capital. Un oasis en medio de la gran urbe con casi cinco siglos de historia, que ha pasado de ser propiedad regia a dominio público. Una evolución que, desde el siglo XIX, se puede apreciar en fotografías históricas. Blancos y negros que ahora se reogen e...