desgarrador

«El adiós del padre al hijo es el más desgarrador»

LOLA MORENO, historiadora y escritora. Conservadora del Museo del Ferrocarril -Hija y nieta de ferroviarios, lleva el ferrocarril en la sangre. -El oficio de mi abuela se recoge al principio del libro. «Os toca ayudarme en la casa, tengo que atender el paso a nivel y no puedo hacerlo todo yo sola», dice Amadora. Mi abuela era guardabarreras en Almazán (Soria), un pequeño nudo ferroviario por donde pasaba el famoso Shangai Express, y mi abuelo era peón de vías. Les daban casillas, en plena vía, y mientras él se ocupaba del cuidado del viario, mi abuela debía tener el paso despejado y limpio,...