desierto

¿Concurso desierto?

altAyer fue el día nueve de julio. Señalado en rojo por parte de las navieras porque era la última jornada para la presentación de ofertas destinadas al concurso de la línea de interés público entre Ceuta y Algeciras.


Leer original

Entre Europa y el desierto

La Romareda acoge mañana un duelo de trayectorias llenas de contrastes. Osasuna disfruta de la miel de la zona noble de la tabla mientras tiene a un paso la meta de la permanencia. Por su parte, el Real Zaragoza encara el encuentro con la mirilla fijada entre la esperanza ciega y la supervivencia en vísperas de su 80 cumpleaños(18.00 horas, en MARCA.com, Radio MARCA y C+L2). Leer

Gadafi murió tratando de huir al desierto con sus mejores hombres

El dictador trató de huir de Sirte a Wadi Yaraf para escapar al desierto cuando fue sorprendido por la OTAN. Las fuerzas rebeldes le lincharon y hablan de «armas sin seguro puesto» como responsables de la muerte. Al cadáver del dictador le robaron su anillo de oro y las botas de cuero en la ambulancia. El gobierno transitorio libio, presionado por la comunidad internacional, aseguró ayer que se le había practicado la autopsia, de la que anoche no se conocían todavía los resultados. «Murió entre mis manos. Estuvo cuarenta minutos en agonía, le hablábamos, pero no respondía. Tenía dos disparos, ...

Dubai, la Manhattan del desierto

El lujo aquí es exacerbado y el consumismo barroco, pero Dubai, extensa urbe que ha ido creciendo a costa de la arena y de las aguas del mar, aún conserva pequeños resquicios de cultura árabe tradicional. Leer


Robredo predica en el desierto

El catalán se ha deshecho del estadounidense Sam Querrey (6-1 6-3) en una hora y 22 minutos de juego en la central del Valle de Coachella para repetir los cuartos de final firmados en 2010 sobre el cemento de California. Su siguiente rival será el argentino Del Poltro. Leer

Martín Cuenca cuenta un amor trágico con el silencio del desierto

El director estrena 'La mitad de Óscar', un filme que camina hacia la radicalización de la desnudez cinematográfica

La mitad de Óscar es un atrevimiento, sólo que la osadía de Manuel Martín Cuenca (Almería, 1964) circula en sentido contrario al de las autopistas de la estridencia. "Hay un rechazo a una determinada forma de espectáculo, a esa voluntad de convertir la realidad en un show. En esta película intento alejarme de ese ruido, que se da también en la política. Más que un asunto técnico es ideológico", confiesa a Público el cineasta, cuyo filme se estrena el próximo viernes después de haber pasado por los festivales de Gijón, Toronto o Miami, donde acaba de ser premiado.

Un mercado desierto

Las calles de Mercamadrid, habitualmente un hervidero, parecían esta madrugada un desierto. En el mercado de frutas y verduras no había expositores y los pocos trabajadores que se empleaban con el pescado lo guardaban en las cámaras frigoríficas para que no se echase a perder. No se escuchaba un alma paseando por muchas de sus calles. Afuera, sin embargo, se oía la jarana.