deslumbrante

Preysler, deslumbrante

Un acto en Oviedo para inaugurar una nueva sede de Porcelanosa en compañía de sus hijas Tamara Falcó y Ana Boyer ha conseguido que Isabel Preysler volviera a su espacio natural en la prensa rosa tras un tiempo retirada de todo y todos. La muerte de su hermana pequeña, Beatriz, ha sido un golpe de la vida con el que Isabel no contaba. Hace pocos años perdió a su íntima amiga por un cáncer de pulmón y este otoño ha visto cómo su querida hermana moría de la misma enfermedad. Por ello es normal que este año tenga muy pocas ganas de celebrar la Navidad. «Pero hay que hacerlo. No vendrán mi hija Cha...