despertares

Dormir con el ruido de una gran ciudad multiplica por seis los despertares

El joven que ha dormido en un cubículo situado en pleno Paseo de la Castellana, sometido al ruido de cualquier vivienda en el centro de una gran ciudad como Madrid, ha visto como en sólo cinco días se deterioraba la calidad de su sueño al multiplicarse por seis el número de microdespertares. El paciente pasó de experimentar la primera noche 4 "arousals" o microdespertares -que no despiertan al afectado, pero que provocan el paso de un sueño profundo a uno más superficial- a un total de 24 cuando concluyó el estudio. Así lo ha explicado hoy el doctor Eduard Estivill, referencia internacional e...