diagnósticas
Pruebas diagnósticas desde el iniico de la pandemia
INTERTERRITORIAL

Ceuta presume de ser la que más pruebas diagnósticas realiza, más del doble que la media nacional

La tasa de pruebas realizadas en Ceuta en la última semana es de 11.128,02 por cada cien mil habitantes, más del doble de la media nacional registrada en los últimos siete días, que se sitúa en 5.058,80. Pese al mayor número de pruebas diagnósticas, la positividad (el porcentaje de casos positivos detectados por cada cien test) detectada en Ceuta ronda el 37,45%, por debajo de la media.
Punto COVID enfermeras test antigenos pruebas
PANDEMIA

Sanidad ha realizado en un año más de 38.000 pruebas diagnósticas en el Punto COVID

Este recurso, que abrió el 16 de noviembre de 2020, ha servido para la detección de 1.550 positivos, lo que supone el 20,4% de los casos registrados en Ceuta. El dispositivo, que es fundamental en la estrategia de control de la pandemia, sigue a disposición de la población para la realización de test gratuitos de lunes a viernes de 11.00 a 15 horas.

El hospital forma a su personal sobre las pruebas diagnósticas

altEl salón de actos del Hospital Universitario de Ceuta acogió ayer por la mañana una nueva sesión clínica del Programa de Formación Continuada organizada por la Gerencia del centro médico.
Una treintena de profesionales sanitarios asistió a la charla, titulada ‘Consecuencias adversas y contraindicaciones de las pruebas diagnósticas: evidencia científica’ y que estuvo a cargo del doctor Jacobo Díaz Portillo, coordinador del Programa de Formación Continuada y facultativo especialista de análisis clínicos en el hospital ceutí.
Durante la conferencia el doctor Díaz Portillo alertó a sus compañeros de que los estudios revelan que entre un tercio y la mitad de las pruebas diagnósticas que se realizan no contribuyen a una mejora del paciente y, por el contrario, pueden producir efectos negativos. “Igual que no hay fármaco inocuo no existe prueba inocua”, aseveró.
Entre los factores que ayudan a que, a veces, se produzca un exceso de pruebas diagnósticas el doctor citó varios: la práctica de la llamada ‘medicina defensiva’, que lleva al facultativo a practicar pruebas “por si acaso” y a eliminar cualquier grado de incertidumbre en lo acertado del diagnóstico (lo que no es posible); la demanda de los familiares del paciente o de este mismo, motivadas muchas veces por consultas en Internet; o la ansiedad.
A todo ello se unen las nuevas tecnologías, que, según advirtió el doctor, no resultan sustitutivas de técnicas anteriores, sino que se añaden a las pruebas ya existentes. Por lo que una prueba médica de última generación se suma a otra que se viene realizando desde hace tiempo.
Díaz Portillo advirtió que un uso excesivo de las pruebas desencadena un aumento de los falsos positivos y negativos, sobrecarga de trabajo, despilfarro y disminución de calidad del tratamiento médico. Entre estos efectos perversos destaca la llamada ‘cascada clínica’ que se produce cuando una prueba innecesaria provoca nuevas pruebas más invasivas con el consiguiente riesgo para el paciente.

Curso sobre usos médicos correctos

El doctor Jacobo Díaz Portillo animó a sus compañeros a participar en el curso ‘Medicina basada en la evidencia’que impartirá el facultativo Enrique Roviralta en Ceuta a partir del próximo lunes. El coordinador de Formación Continuada aseguró que el curso, que se celebra cada año en Ceuta y Melilla, es de gran calidad y utiliza medios tecnológicos punteros, entre ello buscadores avanzados. El curso pretende capacitar a los médicos para actuar correctamente ante cualquier duda clínica que surja.


Leer original