discordia
migrantes mantas
Protesta pacífica

Las mantas de la discordia

La movilización con huelga de hambre que este lunes han iniciado en la Plaza de los Reyes decenas de migrantes asiáticos residentes en el CETI que quieren hacer visible su descontento porque su estancia en Ceuta se demora en muchos casos ya alrededor de un...

Las concertinas de la discordia

La polémica continúa abierta respecto a las concertinas (elementos disuasorios) instalados hace años  en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. Vallas colocadas no solo con  la intención de impedir la entrada masiva de inmigrantes ilegales sino también de drogas, mercancías, armas, enfermedades, etc. Parece que algunos y algunas obvian interesadamente los riesgos inherentes de ser frontera terrestre de Europa en el norte de África, zona catalogada en estos momentos como la más caliente del globo terráqueo, de la misma forma que obviaron en su día las  consecuencias de derogar la doctrina Parot.
La definición de frontera como tránsito social entre dos culturas escenifica la situación real que experimenta en la actualidad los perímetros fronterizos que separan físicamente ambas ciudades europeas y españolas de Marruecos. Debemos ser conscientes que todas, absolutamente todas las fronteras del mundo se caracterizan por un alto grado de vigilancia en defensa de su propia soberanía. Por tanto, la nuestra, la de un país democrático como España no puede someterse al discurso demagógico de quienes tan solo  pretenden con esta polémica artificial criticar a un Ejecutivo, que defiende desde la responsabilidad los intereses de  todos  los ciudadanos que residen legalmente en él.
Por todo ello, resulta totalmente descorazonadora la utilización partidista de unos elementos disuasorios que  también se utilizan sin polémica  alguna en los perímetros que delimitan el acceso a  zonas residenciales, zonas comerciales, centros deportivos, establecimientos militares, centros penitenciarios u organismos europeos emblemáticos como el  Banco Central Europeo o el propio Parlamente Europeo. En definitiva, una polémica más generada desde el progresismo español con la única intención de menoscabar la imagen de un Gobierno elegido democráticamente por la inmensa mayoría de españoles, a pesar de que estos elementos  fueron una iniciativa del Gobierno socialista anterior.
Opinión

La pancarta de la discordia

La pancarta que aparece en este escrito y la intencionada manipulación de la realidad han sido las desencadenantes de un atentado contra el vehículo particular del concejal del Ayuntamiento de Ceuta, Juan Luis Aróstegui, en cuyo capó rayaron la inscripción ‘VIVA AD CEUTA’.

El bautizo de la discordia

Aquí no valen encuentros fortuitos ni maniobras de otro calado. La no relación de los Thyssen, de la baronesa con su hijo y nuera, es de suficiente dominio público como para acudir todos a un mismo evento y que no se monte un numerazo. Ocurrió días atrás con motivo del bautizo del hijo de Bruno Gómez-Acebo y Bárbara Cano . Lógicamente de la relación de antaño que mantuvo Carmen Cervera con la Infanta Doña Pilar y su difunto esposo quedan muchos recuerdos y una fidelidad a la hora de las celebraciones familiares a las que la Infanta siempre invita a la baronesa. De ahí que Tita haya estado en ...

La balsa de la discordia

altHasta casi cinco horas permaneció una embarcación de la Guardia Civil obligada a ejercer de custodia de una balsa de seis subsaharianos mientras esperaba la llegada de una patrullera marroquí que, supuestamente, tenía que haberse hecho cargo de esta nueva expedición clandestina.

Leer original

Los videos de la discordia

El PSOE y el Gobierno dieron ayer una vuelta de tuerca más a la polémica política creada desde que el pasado viernes se produjera la dimisión de Pedro Gordillo, pareja a la supuesta existencia de un video comprometedor que muchos dicen haber visto pero que todavía no ha aparecido públicamente.

Las frutas de la discordia

Unos envoltorios de una conocida marca de gominolas desatan la polémica en Reino Unido por mostrar imágenes lascivas

Los minaretes de la discordia

El Partido del Pueblo Suizo (SVP-UDC) del caudillo derechista y ex consejero federal (ministro) Christophe Blocher vuelve a desatar la polémica. El movimiento xenófobo y nacionalista sale al escenario para detener lo que considera "islamización rampante" de la sociedad suiza. A su juicio, la mejor manera de contrarrestar esta influencia es incluir en la Constitución la prohibición de construir alminares en las mezquitas de Suiza.