doma

Soldado doma al Sevilla

El Valencia estará en los cuartos de final de la Copa del Rey pese a perder 2-1 en el Pizjuán, gracias al valor doble de los goles en campo contrario. Soldado adelantó al conjunto che mediada la segunda mitad pero el Sevilla tiró de casta para llegar vivo hasta el último suspiro con un tanto de Rakitic y otro de Víctor Ruiz en propia puerta. Leer


Quirós doma a la bestia

Álvaro Quirós lleva una bestia dentro. La fiera sale cada vez que el pegador gaditano conecta el drive. El golpe es un estallido de violencia y la bola consume metros con más voracidad que ninguna otra. Nadie en el circuito europeo ni en este Masters de Augusta tiene tanta pegada con el driver: más de 280 metros de media, casi tres veces la longitud del Camp Nou. Con 1,90m de estatura y dos metros de envergadura, su cuerpo actúa como una polea y la bola gana unos palmos preciosos en un deporte en que el éxito se mide en milímetros.

LeBron James doma a los Bulls

Los Bulls volvieron a estrellarse contra LeBron James y perdieron su segundo duelo en Cleveland por 112-102. La estrella de los Cavaliers sumó 40 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias y tiró de su equipo hacia un segundo triunfo que encarrila su pase a la próxima ronda. La serie se traslada ahora a Chicago pero los Cavaliers, sin arrollar, han confirmado la superioridad que se ya se presumía de un equipo que sumó 20 victorias más que su rival en la fase regular y que cuenta con una plantilla mucho más profunda.

La crisis 'doma' a los millonarios rusos

¿Se le mira el diente a un caballo que vale 200.000 euros? ¿Tiene sentido gastarse los últimos ahorros en una caja fuerte de diseño? ¿Consigue vender alguien la piel del oso después de cazarlo? La respuesta a estas y otras cuestiones las hallará en la quinta edición consecutiva de la 'Millionaire Fair' o la feria de los millonarios en Moscú, que este año desafía la crisis con una propuesta menor pero deslumbrante. Porque sepan que aquí dentro es oro todo lo que reluce.  Leer

Farrar doma a la bestia

La Vuelta es una permanente búsqueda de héroes. Y algunos, como el francés Moncoutié yel holandés Hoogerland ofrecen continuamente su candidatura. Siempre intentan la escapada, a ser posible juntos. Ayer volvieron a hacerlo, en compañía de David de la Fuente, otro que no para, y Ametz Txurruka. De la Fuente dimitió pronto. El resto siguió buscando durante 120 kilómetros.

Era un día para esprinters como Freire. Pero Óscar está cansado. De la Vuelta y del ciclismo. Por eso amenaza con retirarse el próximo año y por eso espera sólo el permiso de su equipo para marcharse a casa a preparar el Mundial. Lo único que le motiva ya es la posibilidad de retirarse siendo el único tetracampeón del mundo de la historia. “No estoy bien. Será difícil que gane una etapa”, reconoce. Ayer arrancó demasiado pronto y la última recta se le hizo demasiado larga. Llegaba, además, agotado después del esfuerzo que tuvo que hacer en el alto del Campo de San Juan para integrarse en el grupo. La ayuda de Cancellara, de De la Fuente, que colabora con la misma fuerza para escaparse que para cazar, y de su compañero Garate le permitió llegar al pelotón del que ya tiraba el Liquigas para preparar el esprint.

“He pagado el esfuerzo de esos kilómetros que he tenido que hacer para enlazar”, reconocía después Freire. El único premio que le esperaba en la meta eran los besos de su hijo, el mismo que le había despedido en la salida de Murcia mientras Garate le animaba a subirse en la bici de papá.

Freire no tenía fuerzas para disputar el esprint y se vio arrollado por los velocistas que llegaban detrás. Farrar fue el más rápido, pero su victoria no es para ningún hijo. Es para su padre, el doctor Farrar, el hombre que lo animó a montar en bici cuando tenía ocho años. Cada mañana acudía a su consulta en bicicleta hasta que la imprudencia de un conductor lo condenó a vivir en una silla de ruedas. Ahora, Tyler gana para demostrar a su padre que no estaba equivocado cuando lo animaba a pedalear.Y lo hace, además, en el terreno del Columbia. La bestia que domina los esprints sólo pudo colocar cuarto a Greipel.