dramaturgo

El dramaturgo madrileño José María Rodríguez Méndez fallece a los 84 años en su ciudad natal

El dramaturgo madrileño José María Rodríguez Méndez, autor de una veintena de títulos con 30 años dedicado a la profesión, falleció hoy en su ciudad natal a los 84 años. El cuerpo del autor se encuentra en   el Tanatorio Almíbar de Aranjuez (Madrid) y será enterrado mañana a   la una de la tarde, según fuentes funerarias.       
   José María Rodríguez Méndez nació en Madrid el 6 de junio de 1925 
y se crió en Barcelona aunque, a los 18 años, se desplazó a Zaragoza   para estudiar la carrera de Derecho. Autor de una veintena de   títulos, entre los que se encuentran 'Flor de Otoño' y 'Bodas que   fueron famosas del pingajo y la fandanga', trabajó durante más de 30   años como dramaturgo.      
   A principios de los 50, se trasladó a Madrid, donde ejerció de   apuntador en el Teatro de Cámara, dirigido por aquel entonces por   José Luis Alonso. Poco después, se diplomó en Estudios   Hispanoamericanos Contemporáneos y se desplazó a Argentina, desde   donde viajó por diversos países sudamericanos para conocer su   realidad social. Durante esta época, narró sus experiencias en   Iberoamérica en el diario barcelonés 'El Noticiero Universal'.      
   En 1958, volvió a fijar su residencia en Barcelona, donde se unió   al grupo teatral 'La Pipironda'. Un año después, comenzó su carrera   como dramaturgo con la obra 'Vagones de madera', aunque su primer   estreno relevante no se produjo hasta 1961, con el título ' Los   inocentes de La Moncloa', un drama situado en el Madrid de la   Posguerra que narra las vicisitudes de un grupo de estudiantes y   graduados de origen humilde.      
   La censura franquista censuró y mutiló varias de sus obras, por lo   que aparcó de forma momentánea la dramaturgia y se dedicó al   periodismo y el ensayo. Después de la Dictadura, se desplazó a Avila, 
y en 1982, a Madrid, donde prosiguió con su carrera como dramaturgo.      
   En su obra dramática se encuentran 'Historia de unos cuantos'   (1963), 'La vendimia de Francia' (1964), 'El hospital de los   podridos' (1972), 'Teresa de Avila' (1981), 'El pájaro solitario'   (1994) y 'Ultima batalla en El Pardo' (2003), entre otros títulos.      
   Entre los reconocimientos que obtuvo a lo largo de su vida   destacan el 'Premio Larra' (1964), el 'Premio de Literatura   Dramática' (1993) y el 'Premio de Honor Max de las Artes Escénicas'   (2005). Como novelista fue galardonado con el 'Premio Tigre Juan de   Novela Corta' por 'Cosas de la Transición' (1984) y, entre sus obras   como ensayista, se encuentran 'Sobre el machismo español' (1971) y    'La incultura teatral en España' (1974), entre otras.