edecán

Un edecán en Nueva York

En junio de 2004, un grupo de diez periodistas volvíamos de Estambul con Rodríguez Zapatero en el avión oficial. Unas horas antes, durante la cumbre de la Alianza Atlántica, se había producido el primero de sus fugaces saludos con George W. Bush y, en ese marco, en un ambiente distendido, el presidente del Gobierno nos hizo, entre otras, la confidencia de que una de sus hijas, al saber que podía encontrarse con el presidente de Estados Unidos, le había dicho al salir de Madrid: «Papá, dile a Bush que no haga más guerras». Como el encuentro con Bush fue tan breve, Zapatero no pudo cumplir el e...