encarceló

El fiscal pide la suspensión cautelar del juez que encarceló a Blesa

Al haberse abierto juicio oral contra Elpidio José Silva por prevaricación y otros delitos. El Consejo General del Poder Judicial podría tomar su decisión este jueves

La Fiscalia ha solicitado al Consejo General del Poder Judicial que acuerde la suspensión provisional en el ejercicio de las funciones judiciales de Elpidio José Silva Pacheco, el juez que envió dos veces a la cárcel al exbanquero Miguel Blesa, "hasta tanto recaiga sentencia en el procedimiento penal en que se halla incurso".

El TSJ de Madrid avala procesar por prevaricación al juez que encarceló a Blesa

Rechaza el recurso de Elpidio José Silva contra su imputación formal. Los siguientes pasos: escrito de acusación del fiscal, auto de apertura de juicio oral y previsible separación cautelar de la judicatura

Vía libre al proceso y enjuiciamiento por prevaricación del juez Elpidio José Silva, por la causa en la que envió dos veces a la cárcel al exbanquero Miguel Blesa. La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha rechazado el recurso de apelación planteado por Silva contra la decisión del instructor de su querella, adoptada el pasado mes de diciembre, de transformar en procedimiento abreviado las diligencias contra él, lo que supone el primer paso para sentarle en el banquillo de los acusados.

El juez que encarceló a Blesa, amenazado por una suspensión cautelar indefinida

El TSJ de Madrid decide este martes si confirma su imputación formal por prevaricación. Fuentes jurídicas creen que su futuro procesal inmediato se resolverá en una semana

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid decide este martes si confirma la imputación formal del juez Elpidio José Silva por la causa en la que envió a la cárcel al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. La Fiscalía le acusa de delitos de prevaricación y contra la libertad de Blesa, a quien mandó a prisión hace seis meses al considerar que había riesgo de fuga y que podía destruir pruebas que afectasen a la investigación de delitos en la compra por Caja Madrid de un banco de Miami, que costó 1.000 millones de euros.