endeblez

La endeblez a domicilio obliga a apretar en casa

L. Adelante

La trayectoria del Real Unión lejos del Stadium Gal está lastrando al equipo en la clasificación. Las últimas derrotas en Cádiz, Elche y Murcia han situado a los unionistas como el segundo equipo que menos suma a domicilio -sólo cuatro puntos- siendo sólo superado por el Castellón que únicamente ha acumulado un punto. Huesca y Murcia, también con cuatro puntos, son los otros dos equipos con bagaje similar al de los irundarras. El resto ha sumado más, lo que en la mayoría de los casos les permite disfrutar de una situación más desahogada en la clasificación.

Así por ejemplo, el Albacete, que en el Carlos Belmonte ha acumulado los mismos puntos que el Real Unión en el Stadium Gal, tiene 16 puntos gracias a que fuera ha conseguido sumar otros ocho puntos. O el mismo Nàstic, rival el sábado de los irundarras, que habiendo logrado sólo seis puntos en casa, ocupa la novena plaza en la tabla gracias a los 13 puntos que ha conquistado lejos del Nou Estadi.

Precisamente estos 13 puntos convierten a los tarraconenses en el mejor equipo fuera de casa, toda una amenaza para un Real Unión que deberá mejorar sus prestaciones como local si quiere competir en igualdad de condiciones respecto al resto de rivales porque, visto lo visto, se antoja complicado sumar fuera de casa con el rendimiento que está ofreciendo el equipo lejos de Irún.

Con los números que acredita tanto fuera como en casa el Real Unión en este primer tercio de competición, los irundarras terminarían sumando fuera de casa entre 12 y 14 puntos, lo que obligaría a los de Iñaki Alonso a sumar alrededor de 35 o 36 puntos en el Stadium Gal para lograr la permanencia.

Eso supondría que de los 15 partidos que le restan por jugar en Irún, los unionistas deberían sumar entre 27 y 28 puntos de los 45 posibles. Es decir, que deberían de ganar 9 de esos 15 encuentros.

21 puntos antes del parón

No obstante esas son las cuentas a lagor plazo. A corto, Iñaki Alonso señaló hace un par de semanas que el objetivo de aquí al parón navideño, dentro de cuatro jornadas, era llegar con 21 puntos, lo que obligaría a los irundarras a ganar tres de los próximos cuatro partidos, algo que se antoja bastante complicado ya que en esas cuatro próximas semanas el Real Unión recibirá al Nàstic y al Huesca y visitará a la Real Sociedad y al Numancia. Si es capaz de ganar los dos partidos en el Stadium Gal aún debería sumar otro triunfo bien en el derbi, bien en Soria.

No obstante, el objetivo claro al final de la primera vuelta, dentro de ocho jornadas, es acumular cerca de 25 puntos, ya que la salvación se cifra en 50 puntos, si bien en las últimas temporadas han hecho falta algunos menos para conseguir la permanencia