evolucionar

El fútbol local necesita evolucionar

En los últimos días los ceutíes hemos pasado del entusiasmo a la frustración en cuestión de horas como consecuencia de las diferentes informaciones publicada a través de diferentes medios de comunicación en relación a la probable participación de la AD. Ceuta en la que sería su segunda liguilla de ascenso a la categoría de plata en las últimas cuatro temporadas. Debo recordar antes de iniciar mi reflexión de hoy, que esta problemática pudo no haber existido si nuestro equipo hubiera conseguido el punto necesario para alcanzar la cuarta posición por méritos propios venciendo a la UD Melilla.
Sin ninguna duda, la AD Ceuta ha desarrollado una temporada irregular que ha propiciado casi con total seguridad, que no podamos participar en la mencionada liguilla aunque, no es momento de críticas, no es momento de culpabilizar a la Junta Directiva actual o pasada, no es momento de ensañarnos con una plantilla que tan solo ha seguido las directrices marcadas por quienes han dirigido el banquillo blanco y tampoco es cuestión de censurar las recomendaciones y asesoramientos de quienes decidieron apoyar económicamente al primer equipo de la ciudad.
No obstante, sí es momento de reflexionar en profundidad en relación al futuro de un proyecto que ha fracasado estrepitosamente en los últimos años al no conseguir alcanzar el objetivo propuesto. Quizás, es momento de emprender una nuevo diseño basado en el relanzamiento del fútbol base ofreciendo la posibilidad a nuestros jóvenes valores de formarse durante la próxima temporada en una categoría superior, recuperando para ello a una nutrida representación de futbolistas afincados en otras tierras integrándolos en el primer equipo de la ciudad.
Ahora, más que nunca, es momento de iniciar este proyecto argumentado también en la actual situación de crisis que atenaza a la sociedad española y por tanto, a la sociedad ceutí, es el momento de reducir significativamente las subvenciones públicas al primer equipo de la ciudad racionalizando los recursos y los objetivos del mismo. Los ceutíes debemos concienciarnos de las restricciones de una ciudad limitada en muchos aspectos pero, fundamentalmente en esta materia al carecer de empresas de envergadura que pudieran ofrecer el patrocinio necesario para afianzar los presupuestos del primer equipo de la ciudad al margen de las ayudas públicas que pudiera recibir en estos momentos.
En definitiva, es momento de reconocer la labor, el entusiasmo, la entrega y el esfuerzo que directivos, técnicos, jugadores y afición han ofrecido en los últimos años pero, también es momento de evolucionar presentando un proyecto ilusionante a los amantes del deporte y del fútbol en particular a través, del apoyo expreso y real a nuestros jóvenes futbolistas, que sin ninguna duda apreciarán en mayor medida los colores de su equipo al igual que sucediera en otras épocas de nuestro pasado futbolístico más reciente.