fábula

El Barça resiste tras una batalla de fábula

El perdedor fue el ganador en el Palau Blaugrana. El Atlético venció, pero sólo de un gol (29-30) y el Barcelona se mantiene líder de la Liga ASOBAL cuando sólo quedan dos jornadas para el final. A falta de nueve segundos, Raúl Entrerríos hizo el gol que permite a los de Xavi Pascual mantener el liderato. Leer

La melancólica fábula de Recha

Se trata de una fábula en toda regla. Un zorro y varios pájaros cantores dan forma a la particular realidad de Arnau (Marc Soto), invadida por la melancolía y la desesperación. Su madre acaba de ingresar en prisión, sus hermanos cuidan de él y a duras penas sobreviven en un barrio de Barcelona en plena transformación. Con «Petit indi» Marc Recha apuesta, una vez más, por enmarcar las díficiles relaciones humanas dentro de un paisaje natural: «La naturaleza siempre estará ahí porque me ha interesado desde pequeño y, además, me apasiona la confrontación que el hombre establece con ella, aunque con este filme pretendo poner fin a una saga de películas en las que este aspecto toma tanta relevancia», comenta el director.
Movimientos y miradas
Son pocos los diálogos a lo largo de la cinta, pero los movimientos y miradas del protagonista resultan más que suficientes para transmitir el sufrimiento que acarrea la difícil situación que atraviesa. Por este motivo fue necesario que el personaje se sintiera capaz de llegar al espectador sin pronunciar palabra y, después de tres meses de búsqueda y más de 300 jóvenes actores, apareció Marc: «Nunca había hecho cine, y el día que me vio el director de casting estaba rodando una obra de demonios, ángeles y pastores, y yo daba vida a una de las siete tentaciones: la gula», comenta el actor, quien, además, contaba con la ventaja de que «me apasionan los animales». Al parecer, las escenas que se grabaron con el zorro fueron las más complicadas, ya que al animal le costaba mantener las posiciones: «Me tuvieron que dar algunos consejos sobre cómo cogerlo o cómo tratar a los pájaros para que se reflejara que era un experto en la materia», dice Soto. En este nuevo trabajo de Recha, su actor fetiche, Eduardo Noriega, no le abandona: «No es que tenga fijación con él, sino que somos amigos y tenemos ideas en común, así que siempre que tengo algún proyecto en mente Eduardo me dice que cuente él», asegura el realizador, que en esta ocasión le ha dado un pequeño papel en el que da vida a uno de los hermanos del protagonista.
   Un trabajo para el que el intérprete ha tenido que hacer un curso intensivo de catalán, ya que la cinta se grabó en originalmente en ese idioma. La música cobra también especial relevancia en la historia debido a que el director quería acompañar «a cada personaje con su tiempo; por ejemplo, Arnau tiene un momento más cercano al hip-hop y después otro de mayor lirismo contenido», dice el director.
Por otra parte, Recha deja claro que quiere «abrirse a otros públicos» en futuras producciones, de las que ya ha anunciado que una será un filme bélico, otra un «western» que rodará en Argentina y una tercera sobre temas de ciencia-ficción: «Quiero retomar las películas que rodaba en súper 8 y el cine que me apasionaba ver, con acción y aventura. Seguro que el público se sorprenderá bastante», dice.

La I+D y la fábula de Al Mendruco

Mi colega Alfredo Mendruco (Al, para los amigos) trabaja en el departamento de I+D de una importante empresa de ámbito estatal. Es el responsable de generar los nuevos productos y también se ocupa de formar a los trabajadores.