ganga

Pisos ganga procedentes de desahucios

Barcelona Meeting Point (BMP), el salón inmobiliario. Irreconocible. Se acabó el paseo de nunca acabar por pabellones y pabellones. Se acabaron las camisetas, viseras y mochilas de regalo que rebosaban de las bolsas de los visitantes. Se acabaron las bandejas de canapés y de jamón que parecían no tener fin. Los coches y los trasteros de regalo como anzuelo para comprar. No hay maquetas enormes de promociones de obra nueva. Ni expositores enormes, de dos pisos, con directivos departiendo en el de arriba. La resaca del pinchazo de la burbuja del ladrillo está siendo larga y el BMP lo muestra con toda crudeza. Este año ocupa un solo pabellón de la feria de Barcelona (20.000 metros frente a los 200.000 que tenía en pleno boom del ladrillo) con 265 empresas cuando hace cuatro eran más de 650.