gobernante

"Un sablazo de mal gobernante"

Rajoy descalificó la subida del IVA de Zapatero y durante la campaña y los primeros meses de Gobierno prometió que él no incrementaría ese tributo

Credibilidad y confianza. El argumento del Gobierno para justificar sus tijeretazos es, principalmente, el poder lograr así la credibilidad y la confianza de los mercados. Por la credibilidad y por la confianza se puso en marcha la reforma laboral que abarató el despido. Por la credibilidad y por la confianza se ha fijado como prioridad absoluta el déficit cero para todas las administraciones públicas. Y por la credibilidad y por la confianza se han presentado los Presupuestos más austeros de la democracia, se ha reducido en 8.000 millones el gasto social, y se han recortado 10.000 millones adicionales en educación y sanidad. 

«Los tres rasgos de ZP como gobernante: su adanismo, su oportunismo y su cortoplacismo»

«El Gobierno de Zapatero nos sitúa ante tres rasgos del mismo como gobernante: su adanismo, su oportunismo y su cortoplacismo». Según el sociólogo José Ignacio Wert , el «adanismo» es el aspecto que explica la prejubilación del personal proveniente de la época felipista. El oportunismo de Zapatero se manifiesta -apunta Wert en su análisis publicado en Noticiero de las Ideas- en su tendencia a conformar los Gobiernos en función de cómo sople el viento de las opiniones o las preocupaciones de la gente y quién puede poner rostro a la imagen que quiere transmitir. También constata al igual que o...