gradúan

Los nuevos se gradúan

España se quedó sin el oro en waterpolo tras un partido tortuoso y taquicárdico, peleado hasta el último suspiro y seguido de una interminable tanda de penaltis que cerró Aleksic para ver cómo todo su equipo se arrojaba al agua para celebrarlo como mandan los cánones. Ganó Serbia, pero España confirmó su regreso al lugar que ocupan los grandes.