grecia

España alcanza un nivel de riesgo récord pese al cambio político en Italia y Grecia

Europa hizo lo que se esperaba. Ofreció en sacrificio dos Gobiernos elegidos democráticamente. Pero no basta. Los dioses mercados no se dan por satisfechos. Ni la defenestración de Papandreu en Grecia ni la de Berlusconi en Italia han logrado neutralizar unas turbulencias financieras que amenazan con romper el proyecto común europeo y arrastrar al mundo a una segunda recesión. Antes al contrario, los dos países con más problemas, sobre todo Italia pero también España, sufrieron ayer especialmente.

Grecia no cierra su Gobierno y alimenta el recelo de Bruselas

A su ritmo, con un paso adelante y dos hacia atrás, Grecia sigue intentando cerrar un Gobierno de consenso que guíe las reformas y «sea la prueba de nuestro compromiso», según aseguró ayer el ministro de Economía heleno, Evangelos Venizelos. Pero lo cierto es que Atenas sigue sin acabar de rematar sus deberes y Bruselas sin terminar de confiar en que lo haga en el periodo razonable que reclaman unos mercados cercados por la incertidumbre. De hecho, el eurogrupo exigió ayer que los dos partidos mayoritarios se comprometan «por escrito» a aceptar las reformas necesarias para desbloquear la ayuda...

Grecia, cerca de un Gobierno de coalición sin Papandreu

Un diputado del Partido Socialista Panhelénico (PASOK), Telemachos Hitiris, afirma que Papandreu dimitirá este domingo

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, propuso al presidente heleno, Carolos Papulias, que convoque una reunión conjunta urgente con el líder de la oposición, Antonis Samarás, hoy mismo para formar un gobierno de cohesión nacional.

Grecia se enreda en su laberinto político

El destino de Grecia, y por extensión el de toda la zona euro, comienza a decidirse en apenas unas horas. Al margen de lo que ocurra hoy en el G-20, mañana por la noche el Parlamento heleno debe decidir si respalda la moción de confianza al Gobierno que el primer ministro heleno, Yorgos Papandreu, anunció el pasado lunes. Si Papandreu no consigue al menos el voto de 152 diputados, el presidente de la República, Carolos Papulias, aceptaría su renuncia al día siguiente y solicitaría al partido mayoritario (es decir, a los socialistas del Pasok) crear un nuevo gobierno, con la participación de ot...

La banca está dispuesta a aceptar una quita de Grecia del 40%

La banca europea está dispuesta a aceptar de forma voluntaria una quita de Grecia que mantienen en sus carteras del 40%, aunque los dirigentes políticos reclaman al sector que acceda a elevar las pérdidas sobre su inversión en deuda de Atenas al menos hasta el 50%, según ha informado a Reuters un alto ejecutivo alemán. Los dirigentes europeos, entre ellos el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, han solicitado a los acreedores privados de Grecia que acepten un impago sobre su cartera de deuda griega superior a la quita del 21% pactada entre los países de la UE y el sector en julio ante la certeza de que este porcentaje es insuficiente para aliviar la difícil situación financiera del país.

La troika presentará su informe sobre Grecia el 24 de octubre

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, cree que entonces se dará luz verde al siguiente tramo del crédito para el país heleno

La troika formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional presentará su informe sobre Grecia el 24 de octubre, ha informado el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Una Grecia asfixiada no recibirá la ayuda hasta noviembre

La reunión de ministros del euro se salda con el retraso en la aprobación del tramo de 8.000 millones para Atenas y sin acuerdo sobre el refuerzo del fondo de rescate

No es habitual, pero Evángelos Venizelos, el ministro de Finanzas de Grecia, llegó ayer a la reunión del Eurogrupo sin la permanente escolta de presiones y exigencias con la que suele ser obsequiado por sus socios de la zona del euro. No es habitual, pero de cara a la reunión de ayer apenas había expectativas. Los diplomáticos se habían encargado días antes de disiparlas, anunciando que no habría pasos significativos en la resolución de la crisis de deuda. Son muestras de un estancamiento político que ayer fue criticado sin matices desde dentro de una maquinaria decisoria de la Unión Europea, a la que le cuesta arrancar.