inadvertido

El héroe inadvertido

Los preparativos del partido más importante de la temporada se concentraron en los asuntos del jugador más desequilibrante del equipo, Cristiano Ronaldo. Pero la eliminatoria se selló gracias a la irrupción eléctrica de uno de esos futbolistas inadvertidos. Fichado por un tal Franco Baldini un día de invierno de 2006. Brasileño. Pequeñito. Peludo. Zurdo. Muy criticado por su falta de instinto defensivo y con una trayectoria internacional demasiado pobre como para llamar la atención de José Mourinho el verano pasado.