infumables

Un tercio de varas y tres horas infumables

A las diez de la noche finalizaba esta corrida de tres horas y un desfile de mulos y los respectivos sobreros que sustituyeron a los toros devueltos. Un espectáculo infumable, uno más que añadir a esta feria de la crísis y que por barata está saliendo cara. Leer