intruso

Un intruso en el sarcófago de una momia egipcia

Una nariz importante y un rostro asimétrico, con un ojo y una ceja ligeramente más bajos que los otros y la mejilla un poco hundida por culpa de la ausencia de algunos dientes. Mandíbula cuadrada y piel color tierra. Así se presenta la cara de la momia «usurpadora» de 2.100 años del sarcófago de Ankhparkhered, ahora rebautizado como Whem-ef-ankh («uno que vuelve a vivir»). Sus restos han sido reconstruidos en 3D y en escala real, gracias a la realización de un TAC en el Hospital Fatebenefratelli, de Milán, según publica «Corriere.it». Los expertos del «Mummy Project», que se encuentra en el M...