jamiroquai

La montaña rusa de Jamiroquai

Frente a los grandes almacenes Harvey Nichols, muy cerquita de Harrods, dos enormes banderas ondean sobre la entrada del salón del baile del exclusivo hotel Mandarin Oriental de Londres. Esas telas blancas y negras que mueve el viento pertenecen al planeta Jamiroquai y en ellas está estampada la ya conocidísima silueta del muñecote con sombrero de cuernos de bisonte en la cabeza. El alter ego de Jason Kay, líder de la banda Jamiroquai, que anoche eligió ese escenario de postín y ese barrio ultracomercial de la capital británica para presentar en directo al mundo lo que lleva haciendo durante los últimos dos años. O al menos parte, pero todo lleno de contradicción.