jódete
Opinión

¡Jódete!

Uno de los mayores logros del pensamiento predominante ha sido la interiorización de la teoría norteamericana del "loser". No somos ciudadanos con derechos, sino meros "empresarios de nosotros mismos" que debemos invertir en nuestro proyecto vital como si de un negocio se tratara, tenemos que ser buenos "recursos humanos", seres empleables o emprendedores. Si bien en el libre mercado, caracterizado por la ley de la oferta y la demanda, la empresa que cierra es porque no ha sabido captar la necesidad del consumidor, aquella persona desgraciada lo es por no haber sabido "no serlo". La culpa de su desgracia es suya por no haber sabido invertir bien en sí mismo, en su empresa.