juzgada

Vivas dice que el caso de los dos policías locales "es causa juzgada" para sus Servicios Jurídicos

- El presidente asegura "desconocer" la disparidad de criterios de los técnicos municiples sobre la aplicación de una condena con inhabilitación sobre un funcionario

- La Ciudad da por extinguida la pena si no cometen otro delito antes de mayo sobre el informe que apuntó que "cualquier condena penal de un funcionario a inhabilitación absoluta o especial, como pena principal o accesoria, supone pérdida definitiva del cargo"

Sarkozy exige la liberación de una ciudadana francesa juzgada en Irán por espionaje e incitar a los disturbios

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigió hoy la liberación   inmediata de la ciudadana francesa Clotilde Reiss, quien comparece   ante la Justicia iraní acusada de espionaje y de incitar a la   violencia postelectoral en la república islámica.     
Reiss fue arrestada en Teherán el pasado 1 de julio en el   aeropuerto de Teherán por cargos de espionaje y de incitación a la   violencia cuando se disponía a abandonar el país, donde estuvo cinco   meses impartiendo clases de francés en la ciudad de Isfahan. "Está   acusada de recolectar información y de alimentar el desorden   público", según la agencia semioficial de noticias Fars.     
El Elíseo ha calificado estas acusaciones de "infundadas" y   Sarkozy ha solicitado la puesta en libertad incondicional de Reiss.  
La agencia iraní tiene constancia de otra mujer de ascendencia   europea entre los detenidos, concretamente una empleada de la   Embajada de Francia en Irán. En este sentido, el Ministerio de   Exteriores francés sólo ha admitido que tiene constancia de una mujer   franco-iraní que fue detenida temporalmente el pasado día 15 de julio  y que habría sido liberada tres días después.      
Reiss, por su parte, está siendo juzgada en estos momentos por un   tribunal iraní junto a un grupo de simpatizantes moderados a los que   se les acusa de organizar las protestas que estallaron tras las   elecciones del pasado 12 de junio en las que el presidente Mahmud   Ahmadineyad revalidó su cargo tras unos polémicos comicios.     
La semana pasada, cerca de un centenar de simpatizantes de la   línea política "moderada" en Irán, fueron acusados de varios cargos   entre los que se incluye el de conspirar contra la seguridad   nacional, lo que está castigado con la pena de muerte, según la ley   iraní.     
Entre los acusados se encuentran por ejemplo el importante   periodista Ahmad Zeydabadi y moderados de gran peso político, como   Ali Tajernia, Hedayat Aghaie, Shahab Tabatabaie y Javad Emam, según   Fars.