nacido

Detenida en Cartagena por abandonar a su recién nacido en una papelera del hospital

EUROPA PRESS

  • La detenida tiene 20 años y no era su primer parto.
  • La chica explicó que no sabía qué hacer con el niño.
  • El bebé abandonado se encuentra fuera de peligro.

Los agentes del Cuerpo Nacional Policía de la Comisaría de Cartagena han detenido y puesto a disposición judicial a una mujer acusada de intentar matar a su hijo recién nacido, al que había abandonado y ocultado en el interior de una papelera de los aseos del Hospital Nuestra Señora del Rosell, donde dio a luz, tapándolo con papeles y otros desperdicios, según informaron fuentes policiales en un comunicado de prensa.

Una mujer avisó a la Policía Nacional del hallazgo de un niño recién nacido en el interior de un cubo de basura en el Hospital Nuestra Señora del Rosell de Cartagena. Cuando los agentes llegaron hablaron con la mujer que les avisó y consiguieron detener a la madre del recién nacido en el mismo centro hospitalario, al que había acudido por otra razón distinta al hecho de encontrarse embarazada.

Según el relato policial, cuando la mujer se encontraba en el hospital, y con la excusa de ir al aseo, aprovechó para dar a luz y abandonar al bebé en una cubo de basura y ocultarlo tapándolo con papel higiénico y otros desperdicios.

La voz de alarma la dieron los acompañantes de la mujer que, debido a que estaba tardando mucho en el aseo, empezaron a llamarla insistentemente, hasta que salió, aunque con algunas manchas de sangre, lo que ella justificó por causas relacionadas con lamenstruación.

A pesar de las explicaciones no convenció a una de sus acompañantes, quien accedió al interior del aseo donde localizó, en el cubo de basura, al bebé recién nacido que todavía se movía, alertando a los servicios médicos que impidieron que falleciera.

Los agentes le preguntaron a la detenida el motivo por el que había abandonado el bebé en la papelera y les contestó que se había asustado y no sabía qué hacer con el niño, pese a haber sido madre en otras dos ocasiones.

El niño recién nacido, que se encuentra fuera de peligro por la rápida actuación de los facultativos del centro, ha quedado ingresado en al unidad de neonatos del centro hospitalario a disposición de la autoridad judicial y los servicios sociales del Ayuntamiento de Cartagena.

Por su parte, la madre del bebé, que responde a las iniciales A.C.P.L., de 20 años de edad, que carece de antecedentes policiales, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, cuyo titular ordenó su inmediato ingreso en prisión.



Retiran a unos padres la custodia de su recién nacido para evitar que sea obeso

Los servicios sociales del Reino Unido han retirado la custodia de un recién nacido de apenas una semana a una mujer de 146 kilos para evitar que sea obeso como el resto de la familia, al considerar que los niños son víctimas de negligencia paterna, como los que padecen malnutrición. El bebé, nacido por cesárea en un hospital de Dundee, es el séptimo de una pareja obesa de 40 y 54 años con hijos también obesos. El mayor, de 14 años, pesa 100 kilos, una hija de 13 supera los 76 kilos y una niña de 5 años ya pesa 25 kilos. . Los servicios sociales advirtieron en diversas ocasiones a los padres ...

Nueve kilos de recién nacido

Se llama Muhammad Akbar Sisuddin, y pesó al nacer 8,7 kilos. Vio la luz el pasado lunes en un hospital de la ciudad de Medan, en Indonesia, donde ha "pulverizado" el récord de peso en recién nacidos por casi dos kilos (el anterior estaba en 6,9). La madre de Muhammad sufre diabetes y estaba en el noveno mes de gestación por lo que los médicos que la atendían optaron por practicarle una cesarea para evitar posibles complicaciones en la vida del feto, que requirió de oxígeno en los primeros instantes de vida. Después su estancia ha sido mucho más plácida. "No deja de comer", aseguran los médicos y grita mucho más que el resto de recién nacidos", aseguran los médicos.

Ha nacido un héroe: Yang destroza a Tiger Woods en el US PGA

Estábamos tan acostumbrados a las actuaciones sobrenaturales de Tiger Woods que todos dábamos por sentado que iba a ganar su decimoquinto «major» sin bajarse del autobús. Partía con dos golpes de ventaja sobre un semidesconocido Y. E. Yang y parecía que ya lo tenía hecho. Craso error. El torneo que ayer terminó en Minnesota demostró que en golf no hay nada definitivo hasta que se emboca el último golpe. Aunque haya que hacerlo sobre el cadáver del número uno del mundo. De manera inexplicable, Tiger empezó a fallar en los greenes. Esos «putts» mágicos que siempre mete hasta con los ojos cerrado...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad