piedra
Vivas, en una imagen de archivo.
REIVINDICACIÓN CONSTANTE

Cuarenta y seis semanas picando piedra por 7,2 millones de euros

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes pagar a la Ciudad lo que no aceptó abonar en 2019 y por lo que Vivas alzó la voz por primera vez el pasado 3 de diciembre sin que la excusa de los Presupuestos del Estado prorrogados haya cambiado y a pesar de que el “hecho fronterizo” que justificaba el abono de casi la mitad haya desaparecido.

Dunia Mohamed en el centro de una nube de periodistas./archivo
El PSOE niega el movimiento

¿Dunia Mohamed en la estela de Susana Bermúdez y Aida Piedra?

La bronca planteada por la consejera de Asuntos Sociales, Dunia Mohamed, y su espantada el viernes del Consejo de Gobierno para tomarse días libres y reflexionar ha resucitado los rumores de una hipotética moción de censura planteada por el PSOE, y de paso ha hecho...

El Sevilla tropieza en la misma piedra

El Sevilla ha vuelto a caer en agosto en la previa de una competición europea, como ya sucediera hace un año ante el Braga, aunque en aquella ocasión estuviera en juego el acceso a la Liga de Campeones. El tanto inicial del Hannover condicionó todo el desarrollo del partido. Leer


Las españolas tropiezan con la misma piedra

Voleibol. España volvió a perder con Serbia por tres sets a cero, en un encuentro donde las jugadoras españolas jugaron mejor que el viernes, pero fue insuficiente para doblegar a un rival que se mostró muy serio en sus planteamientos técnicos y tácticos. Leer


Isaac Newton y la piedra filosofal

 

 

Nuestro esperma crudo fluye de tres sustancias, de las que dos se extraen de la tierra de su natividad por la tercera y después se convierten en una pura Virgen lechosa como la naturaleza obtenida del Menstruo de nuestra sórdida ramera. Estos tres manantiales son el agua [], la sangre (de nuestro León verde totalmente volátil y vaciado de azufre metalino), el espíritu (un caos, que se aparece al mundo en una vil forma compacta, al Filósofo unida a la sangre de nuestro León verde, del que así se hace un león capaz de devorar a todas las criaturas de su clase...)".



Un Nadal de piedra

"¡Tijeras!". Cuando el partido no lleva ni un cuarto de hora vivo, Rafael Nadal se dirige al juez árbitro y le reclama un cortaúñas. El encuentro lo requiere. Teymuraz Gabashvili, su rival de primera ronda, no se siente para nada intimidado. Al ruso le da igual el escenario, que es la Arthur Ashe, la central más grande del mundo. Poco le importa al número 98 que enfrente esté el mejor jugador del planeta. Y para nada le preocupa a ese tenista que todas las luces, todos los focos, iluminen a su contrario. Tsunami rompe cada pelota con la derecha y mantiene a Nadal pensando en cómo hincarle el diente al encuentro; pendiente de las tijeras, que usa para remodelar el vendaje que cubre su pie izquierdo; y finalmente clasificado (7-6, 7-6 y 6-3) para segunda ronda. Allí le espera el uzbeko Istomin, que venció 7-5, 7-5 y 6-1 al argentino González. Nadal le conoce bien: ya le dio buen trabajo este mismo curso en Queen's.