quevedo

Quevedo y el Capitán Trueno

Con un levante denso, tan denso y tan pesado que parece amenazar lluvia y no llueve, por mas que los Consejeros  y Consejeras de mi ciudad miren al cielo  buscando la lluvia que les indulte de la vergüenza  del barco del agua. Tan real, tan caro, tan difícil de explicar con dos embalses, una desaladora [...]