sentimiento
Feria 2017. Dia 1-17
Concierto

Falete, sentimiento y descaro

Tiene arte, sentimiento y descaro, pero sobre todo tiene un torrente de voz y sabe cómo usarlo para enamorar a su público. Falete volvió a Ceuta para abrir la Feria 2017 y volvió a encandilar a los ceutíes ante más de medio millar...

Ceuta homenajea al Teniente Ruiz en una renovación de su sentimiento "patriótico"

- Vivas destaca que el acto pone de relieve que "el valor del patriotismo sigue siendo algo fundamentl como activo que está en el ámbito de nuestra Constitución y el sustento de nuestro modelo de convivencia"

- En la cita han participado las autoridades civiles y militares junto a una Sección de Honores de y la Nuba de Regulares y la Unidad de Música de Batallón de Cuartel General de la COMGECEU

Carreira cuestiona el sentimiento ceutí de Caballas y describe el PSOE como "un grupo de 'yuppies"

- Carreira dice que el Día de la Autonomía es equiparable a "el aniversario de la persona más querida, que va mucho más allá de un regalo o una fiesta"

- "Lo importante es el sentimiento que se expresa en esos actos de encuentro y cuando uno se auenta de ellos es porque algo se ha perdido por el camino", advierte a los localistas

- Para los socialistas, "un refrán": 'Mucho te quiero perrito pero de pan poquito'

Marisa Monte canta al amor y al sentimiento como necesidad de hoy

Músicos de una pieza como Caetano Veloso (y su hermana Maria Bethânia), Gilberto Gil, Tom Zé, mujeres como Gal Costa, grupos como Os Mutantes, y todo el movimiento tropicalista de finales de los sesenta desbrozaron el camino (más bien autopista) por el que vuela la música popular brasileña contemporánea. Ellos fueron un poquito más allá de la bossa, incorporaron pinceladas de rock, incluso algún trazo de psicodelia, el cancionero tradicional brasilero (sobre todo la música de Bahía), le dieron un papel protagonista a la herencia africana y abrieron puertas de par en par para el futuro del pop ...

Michu: el sentimiento verdadero

Los primeros días de 2010 se le hicieron eternos a Miguel Pérez Cuesta, Michu. Tenía encima de la mesa una oferta del Sporting: 2,4 millones por cuatro temporadas, jugar en Primera División y al lado de casa. Nadie contaba con algo que es intangible: su oviedismo. Se ha hablado mucho de aquella oferta, de si dudó o no, pero lo cierto es que nunca quiso ir al Sporting. El caso se enredó precisamente porque Michu y su entorno hablaban un lenguaje que no es el que impera en el mundo del fútbol. Desde el primer día dijo no y agradeció el interés sportinguista. Fue educado. No era una cuestión de dinero, ni de jugar al máximo nivel. Era una cuestión de sentimiento.

¿Por qué la derecha excita el sentimiento nacionalista?

El FC Barcelona ha ganado la Liga. El Real Madrid la Copa. El FC Barcelona se ha clasificado para la final de la Liga de Campeones de la UEFA eliminando, en la semifinal, al Real Madrid. Todo esto se ha solventado, más o menos, en cuatro partidos en dos semanas. Una tortura. Estos cuatro partidos [...]