um

La dimisión del diputado de UM estabiliza al Gobierno balear

Tomeu Vicens dimitió anoche y en la convulsa alianza multipartito que Gobierna en Baleares se respiró hondo. El parlamentario electo por Unió Mallorquina (UM) se quitó de en medio al día siguiente de ser condenado a cuatro años y medio de cárcel por corrupción y a ocho de inhabilitación, y con su marcha de la Cámara se solventa el principal problema político causado por los muchos escándalos de corrupción.