vagón

En el vagón de la muerte

El vídeo no puede ser más escalofriante. Un zumbado, uno más, que dispara en el metro durante la hora punta a quien se pone por delante. En muchas ocasiones, en este blog he puesto a la policía mexicana como ejemplo de lo más bajo que puede caer el ser humano. Delincuentes con uniforme trabajando casi siempre al servicio del mal. "Si te pierdes, se te pincha una rueda o tienes un problema", todo menos acudir a la policía, suelo decir a los amigos que visitan estos lares y que se dejan llevar por un uniforme impecable.  Leer