valencianos

Los socialistas valencianos piden ayuda para su lucha anticorrupción

El PSPV, personado como acusación particular en varios de los casos de corrupción que han saqueado las arcas públicas valencianas en los últimos años, pide ahora la colaboración económica de los ciudadanos para poder hacer frente al importante desembolso que supone su participación en la persecución judicial de esta lacra.

Antes de que se pronunciara la sentencia por el caso de los trajes de la trama Gürtel, Francisco Camps ya acudió a escucharla a la sala del TSJ valenciano con una sonrisa en sus labios. Pero si su satisfacción al recibir aquel "no culpable" no es todavía plena es porque -como se puso de manifiesto esta misma semana- aquel veredicto emitido por un jurado popular será en breve revisado por el Tribunal Supremo y el ex presidente aún puede volver a ser juzgado por aquel asunto.

Miles de valencianos se manifiestan contra la corrupción

Alrededor 70.000 personas, según la organización, y 2.200 según la Policía de la Generalitat, han marchado en la tarde de este sábado para exigir una regeneración de la democracia y la dimisión del President de la Generalitat, Francisco Camps. Los manifestantes, convocados por el colectivo No a la corrupción, han participado simbólicamente en una marcha fúnebre, en la que se ha "enterrado la democracia, maltratada por el PP", con algunas personas vestidas de negro y portando cirios rojos en señal de duelo.

Los socialistas valencianos se querellan contra Camps


Alarte ha hecho este anuncio en un encuentro con periodistas en Madrid en el que ha informado de que esa decisión se adoptó ayer en la reunión de la ejecutiva regional socialista y que la querella se interpondrá en los próximos días.

El informe que los socialistas valencianos piden que se investigue llegó el pasado 31 de julio al TSJCV, que decidió archivarlo debido a que sólo iba a investigar si se había cometido un delito de cohecho impropio por parte del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps.
La querella irá dirigida contra Camps, así como contra el ex secretario regional del PP valenciano, Ricardo Costa; el vicepresidente de la Comunidad, Vicente Rambla; el vicesecretario de Organización del partido, David Serra; la tesorera de esta fuerza política en la región, Yolanda García, y otros altos cargos del Partido Popular.

Con esta querella, el PSPV-PSOE pretende que se investigue, además de una supuesta financiación irregular del PP, si ha existido malversación de fondos, cohecho, delito fiscal y delito de alteración contable. Alarte ha subrayado que los socialistas desean que se investigue "hasta las últimas consecuencias", ya que "nadie debe quedar impune y se ha de salvaguardar la figura del presidente de la Generalitat, no la de Camps, que -ha precisado- ya la ha perdido hace tiempo".

"Los socialistas valencianos hemos decidido cumplir nuestra responsabilidad como oposición", ha argumentado Alarte para justificar la querella, convencido de que el "caso Gürtel" ha abierto "una grave crisis institucional" en el gobierno de la Generalitat, que afecta directamente a Camps.
El dirigente socialista ha criticado el "modelo Gürtel-Camps", ha recalcado que Álvaro Pérez ("El Bigotes") era "el gran asesor" del presidente de la Generalitat y ha asegurado que en los últimos años no ha habido ningún gran evento en la Comunidad en el que no hayan participado las empresas de la trama "Gürtel". Bajo su punto de vista, Camps es "el responsable penal último y político de cuanto se pudiera haber cometido con carácter ilegal por parte de la Generalitat y del PP en la Comunidad valenciana".

Costa ha dinamitado el bastión defensivo creado por Camps, según los socialistas valencianos

Ángel Luna, portavoz socialista en las Cortes Valencianas, considera que la comunicación que Ricardo Costa ha difundido esta mañana "viene a dinamitar lo que quedaba del bastión defensivo en que se había convertido el Consell de la Generalitat". "Costa", sigue Luna, "ha dejado una serie de interrogantes sobre la mesa que debe contestar el señor Camps, tanto sobre lo contratado por el partido como desde la Administración autonómica a empresas de la trama corrupta". Más aún: "Costa ha reconocido la veracidad de las cintas al declarar que siente vergüenza al ver reproducidas ciertas grabaciones". "Yo también siento vergüenza", ha dicho Luna, "pero por la desfachatez con que se han dilapidado los dineros públicos. Lo que pasaba aquí desde hace muchos años era muy vergonzoso. Costa ha dicho demasiadas cosas como para que alguien tenga un arranque de dignidad", añadió Luna en alusión directa al presidente de la Generalitat y del PP de la Comunidad Valenciana. "Hace meses le anunciamos [a Camps] que de estas situaciones no se sale nunca. Costa ha tendido un guante a Camps y a Mariano Rajoy, no sé si serán capaces de cogerlo, pero está encima de la mesa y las preguntas que ha formulado retumbarán en las cabezas de Camps y Rajoy o durante el tiempo que ellos quieran".

El juez rechaza que seis consejeros valencianos declaren en el 'caso Gürtel'

El instructor de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Valencia que investiga un supuesto delito de cohecho al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha rechazado que seis consejeros declaren en el caso Gürtel. El magistrado José Flors, ha admitido además a trámite los recursos de apelación presentados por Camps, y los otros tres imputados, el secretario general del PPCV, Ricardo Costa, el ex vicepresidente del Gobierno Valenciano Víctor Campos y el ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.