váyase
Opinión

Váyase, señora Mohamed

- Nuevamente tenemos que traer a la opinión pública las supuestas ayudas sociales que el desgobierno del Sr. Vivas anunció a bombo y platillo pero que olvida una y otra vez asignar los fondos para que las Asociaciones encargadas de distribuirlas puedan hacerlo.

Váyase, Sr. Zapatero

Durante los últimos 24 meses, numerosos líderes políticos, expertos económicos y analistas financieros han advertido al Gobierno socialista de José Luís Rodríguez Zapatero, que no estaban adoptando las medidas necesarias para reducir un déficit público que ha ahogado a nuestro país. Las últimas cifras socio económicas cosechadas han puesto en alerta a los actuales dirigentes de una Unión Europea, que ya no consentirán que otro estado miembro sucumba como consecuencia de las nefastas decisiones adoptadas por sus dirigentes.
Los españoles tenemos la obligación de recordar, en estos momentos, como durante años los principales dirigentes socialistas han difundido acusaciones maliciosas contra el Partido Popular en relación a las intenciones de esta formación de recortar los derechos sociales alcanzados por todos los españoles durante los últimos años cuando, la realidad es diametralmente opuesta, un Gobierno socialista recorto en 1995 los derechos sociales de los trabajadores españoles y ahora, 15 años después, otro Gobierno socialista anuncia el mayor recorte de los derechos sociales de toda nuestra historia democrática como consecuencia exclusiva de su nefasta gestión.
Durante meses, el Ejecutivo de José Luís Rodríguez Zapatero ha malgastado el tiempo y los recursos públicos improvisando medidas inapropiadas que han deteriorado gravemente la imagen de España en el exterior provocando que la Unión Europea vigile celosamente nuestras cuentas. El plan de reajuste presentado por el líder socialista incluye entre otras; reducir las retribuciones del personal del sector público en un 5% de media en 2010 y congelarlas en 2011, suspender en 2011 la revalorización de las pensiones, eliminar la prestación por nacimiento de 2.500 euros a partir del 1 de enero de 2011 o eliminar el régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley.
Para el recuerdo quedarán las promesas lanzadas por Zapatero como las pronunciadas en Málaga el pasado 21 de febrero “conmigo de presidente jamás habrá recortes sociales. Los trabajadores no van a perder derechos en la reforma laboral....... y todos los trabajadores tendrán una pensión digna y mejorada”. Frases que muestran el verdadero significado del término talante acuñado por los expertos en comunicación de una formación que ha demostrado a lo largo de todos estos años una falta total de escrúpulos.
El Partido Popular ha mostrado su total apoyo al Ejecutivo socialista para disminuir el déficit público aunque, sugiriéndole otras medidas diferentes que con total seguridad reducirían este déficit cercano al 12% sin recortar los derechos sociales de los más necesitados a través de las siguientes actuaciones; supresión inmediata de la vicepresidencia tercera y de los ministerios de Igualdad y Vivienda, integración de los ministerios de Cultura y Educación y de los de Trabajo y Sanidad, la revisión de todas las partidas de subvenciones y la eliminación de todas aquellas que no estén debidamente justificadas destinadas a organizaciones empresariales, sindicales y políticas así como, un plan completo de reestructuración del gasto público.

En definitiva, una vez más, la historia vuelve a repetirse de la mano de un gobierno socialista, de un gobierno progresista que ha mostrado el verdadero significado del término talante a través del incumplimiento de todas las promesas electorales ofrecidas a la ciudadanía en los últimos años. Durante años retumbó en el salón de sesiones del Congreso de los Diputados una famosa frase, que ahora retoma actualidad al comprobar como la gestión política del Ejecutivo socialista en los últimos años han finiquitado el Estado del Bienestar, defenestrando derechos sociales alcanzados por los españoles durante los más de treinta años de democracia por tanto, ¡VÁYASE, SR. ZAPATERO!.

Si usted tiene cáncer y gripe A, váyase de Florida

Hasta ahora, una de las claves de la oposición a la reforma sanitaria en EEUU era que, si se llevaba a cabo, iba a 'racionar' la sanidad. Un poco al estilo de la Unión Soviética. Es un argumento falaz, en primer lugar porque en todas partes se raciona la sanidad. Es más: todo se raciona. La Economía es la ciencia que estudia como satisfacer necesidades ilimitadas con recursos limitados. Se puede racionar dejándolo al Estado. O se puede racionar dejándolo al mercado. EEUU no raciona de ninguna de las dos formas, sino dejándolo a un oligopolio de proveedores de servicios médicos, lo que es un atentado contra la libertad económica.  Leer