vendiendo
Opinión

Siempre vendiendo la misma moto

- Parece evidente que todo este desfile que esta pasando o pasará por Ceuta proximamente de ministros de fomento, justicia o de cualquier otro ministerio, está destinado a escenificar la puesta de largo de todo el año electoral que se nos viene encima.

Un hombre se gana la vida vendiendo publicidad en su camiseta

20MINUTOS.ES / AGENCIAS

  • Un estadounidense ingresa unos 85.000 dólares este año (unos 57.000 euros), vendiendo el espacio publicitario en su torso.
  • Ha creado una empresa que cobra el valor del día, por lo que el 1 de enero cuesta un dólar, mientras que el 31 de diciembre cuesta 365.
  • Cada día promociona a una empresa distinta.

'I wear your shirt'

La crisis obliga a agudizar el ingenio hasta límites insospechados. Es lo que le ha ocurrido a un joven estadounidense de 26 años que ha conseguido ganarse la vida, y holgadamente, por cierto, vistiendo cada día una camiseta distinta para promocionar empresas.
Jason Sadler, un antiguo empleado en márketing de Florida, fundó su propia empresa, I wear your shirt, en 2008 con la idea de ponerse una camiseta suministrada por cualquier empresa y luego usar los medios sociales para promocionarla.
Para este servicio de anuncio humano Sadler cobra el valor del día, por lo que el 1 de enero cuesta un dólar, mientras que el 31 de diciembre cuesta 365.

Sadler dijo que puede que no parezca mucho, pero que acaba sumando 66.795 dólares si vende todos los días, lo que ha conseguido este año. También vende patrocinios mensuales por 1.500 dólares, lo que añade otros 18.000 dólares más.
Un calendario repleto
"Voy por ahí, hago fotos, llevo la camiseta todo el día (...) Blogueo estas fotos, las cuelgo en Twitter, cambio mi perfil en Facebook (...) y luego hago un vídeo en Youtube", asegura. "Este año he sacado unos 85.000 dólares (unos 57.000 euros)". El salario medio en Estados Unidos es de unos 615 dólares a la semana, o unos 32.000 al año, según la Oficina estadounidense de Estadísticas Laborales.
Sadler ya ha empezado a rellenar su calendario de 2010, y en un auténtico modo empresarial, está expandiendo sus servicios contratando a otra persona para que se ponga una camiseta cada día en la costa oeste de Estados Unidos - y ha doblado el precio.