viena

Viena recibe 2010 con el tradicional concierto

Y se repitió el rito. Quizás este año con más aciertos que nunca, ya que la retransmisión en directo por TVE desde la capital austríaca del Concierto del Año Nuevo de los Filarmónicos de Viena en la sala dorada del Musikverein -señal que llegó a 72 países- fue toda una experiencia gracias al lujo de la realización televisiva de Karina Fibich (que reemplazó in extremis a un indispuesto Brian Large), al espectáculo musical y dancístico -con vestuarios de Valentino-, a la ausencia de publicidad y a las acertadísimas, aclaratorias y simpáticas apreciaciones de ese maestro de la radiotelefonía que...

La Filarmónica de Viena recibe a 2010 con una llamada a la alegría de vivir

El deseo del maestro francés Georges Prêtre de enviar al mundo una "declaración de amor" con el Concierto de Año Nuevo se ha cumplido esta mañana con creces en un recital cargado de referencias románticas y de celebraciones a la vida. Con 30.000 flores traídas desde San Remo, al noroeste de Italia, la Sala Dorada del Musikverein vienés ha acogido la tradicional bienvenida al nuevo año que la Filarmónica de Viena ofrece cada 1 de enero. Prêtre, viejo conocido de la orquesta vienesa y que ya en 2008 tomó la batuta en el recital de Año Nuevo, ha afrontado con un excelente humor y mayor entusiasmo su anunciado objetivo de que "durante dos horas todos olviden sus problemas".

El nazi Josias Kumpf muere pacíficamente en Viena


El ex guardián de los campos de concentración de Sachenhausen (Alemania) y Trawniki (Polonia), acusado de haber participado en el asesinato de miles de personas durante la Segunda Guerra Mundial, falleció ayer en un hospital de la capital austríaca. Kumpf, nacido en Serbia, emigró en 1956 desde Austria a Estados Unidos, sin revelar que había sido miembro de las SS nazis, una organización paramilitar fundada por Adolf Hitler y responsable de miles de asesinatos en toda Europa.

En el año 1964 recibió la nacionalidad estadounidense y se radicó en el Estado norteamericano de Wisconsin.Casi 40 años después, la Oficina de Investigaciones Oficiales del Ministerio de Justicia de Estados Unidos descubrió su pasado nazi en 2001 y le retiró la nacionalidad norteamericana. En marzo pasado fue expulsado a Austria, su último país de residencia antes de emigrar.

En una orden de captura internacional, emitida el pasado 17 de septiembre, el juez español Ismael Moreno lo considera "cómplice" de los delitos de genocidio y lesa humanidad cometidos en el campo de Sachsenhausen, donde también hubo prisioneros españoles. En Trawniki, Kumpf participó en el denominado "Festival de la cosecha" en el que las SS asesinaron en noviembre de 1943 a unos 42.000 judíos polacos.

Admitió su pasado
El acusado reconoció en junio pasado en una entrevista con el semanario austríaco "Profil" haber estado en ese lugar, pero negó haber participado en la masacre.Tras su expulsión a la república alpina, la Justicia austríaca afirmó no poder hacer nada en contra del acusado, quien tenía menos de 20 años en el momento de haber cometido los crímenes, por lo que han prescrito según el código penal. Su estancia en Austria causó una gran polémica, ya que vivía desde finales de junio en un hospital público donde su tratamiento generó costes de hasta unos 100.000 euros.

Antes de llegar al hospital vienés, Kumpf vivió en el Estado federado de Vorarlberg, donde su paso dejó también facturas en gastos hospitalarios y de alquiler de un piso.Los opositores Verdes (ecologistas) denunciaron al Ministerio del Interior austríaco, controlado por el Partido Popular de Austria (ÖVP), por brindarle un trato privilegiado a un presunto criminal.

El Ministerio del Interior siempre negó que estuviera protegiendo a Kumpf, mientras que el Ministerio de Justicia dijo que su extradición a España no era posible. Moreno también emitió una orden de captura contra otros dos ex miembros de las SS nazis, Johann Leprich, Anton Tittjung, ambos residentes en Estados Unidos, acusados de los delitos de genocidio y lesa humanidad por su actividad en los campos de concentración de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenbürg, en los que se calcula que estuvieron prisioneros más de 7.000 español